El Seguro Social: exitoso, pero no suficiente

El sueño de todo trabajador de tener una jubilación segura y holgada es difícil de cumplir para muchos hispanos en Estados Unidos si se confían en que podrán sobrevivir la vejez solo con los ingresos del Seguro Social.

Dado que  la expectativa de vida ha aumentado entre los hispanos y tenemos vidas más saludables, podemos anticipar que nuestros años de jubilación serán más que los de nuestros padres o abuelos, eso es una buena noticia. La mala es que los hispanos tenemos ingresos medios más bajos y un gran porcentaje no tiene ahorros por su cuenta para la jubilación.

Y aunque ochenta años después de su implementación el Seguro Social sigue siendo uno de los programas más exitosos, efectivos y populares de la nación por ser la base de ingresos de unos 45 millones de jubilados en este país, actualmente el pago mensual de sus beneficios es insuficiente porque ¿quién puede vivir con  $1,335 al mes, o sea un poco más de $16,000 al año en EEUU?

Para poder entender mejor la realidad de este programa y sus beneficios aquí explicamos algunos puntos:

 

¿Por qué fue necesario crear el Seguro Social en EEUU?

Durante la Gran Depresión, una época de recesión económica asombrosa en EEUU, marcada por un aumento dramático en el índice de pobreza y una tasa de desempleo que alcanzó el 25%, una de cada dos personas de edad avanzada carecían de ingresos para mantenerse a sí mismos y sus familiares difícilmente podían hacerse cargo de ellos, por lo que el gobierno federal tuvo que intervenir con la aprobación de la Ley del Seguro Social en 1935.

 

¿Cuál es la base del Seguro Social?

El principio fundamental es proveer protecciones básicas contra los riesgos relacionados con la jubilación, la discapacidad y la supervivencia. Funciona como un “seguro de vejez” que provee un ingreso mensual para los jubilados de 65 años o más que contribuyeron al programa durante sus años de trabajo. Los beneficios se establecen con base en los ingresos que paga el trabajador en forma de impuesto de nómina, entre más gana, mayores son sus beneficios.

¿Se necesita ser ciudadano estadounidense para recibir este beneficio?

No. Pero, sí es necesario tener un número de seguro social o número válido para trabajar en Estados Unidos.

¿Solo quienes han contribuido al programa pueden recibir este beneficio?

No. Este programa ofrece asistencia a personas de edad avanzada desamparadas a través del Ingreso Suplemental de Seguridad (SSI), a los sobrevivientes de trabajadores fallecidos y a ciudadanos con discapacidad. El riesgo de discapacidad o muerte prematura es más grande de lo que la gente piensa. De hecho, se estima que un 36% de los hombres y un 31% de las mujeres que entran al mercado laboral quedarán discapacitados o morirá antes de alcanzar la edad de jubilación. Un 90% de las personas de entre 21 y 64 años de edad que trabajaron en 2014 dependían solo del Seguro Social para su jubilación.

¿Cuál es el criterio para determinar quiénes califican?

La edad y la historia de ingresos obtenidos por medio del empleo con deducciones de impuesto de nómina para contribución al SS (empleados y empleadores cada uno pagar un porcentaje de 6.2% del sueldo).

¿Es suficiente el ingreso del SS para sobrevivir?

Los beneficios de este programa son mucho más modestos de lo que la gente piensa; en junio de 2015 el beneficio promedio por jubilación fue de $1,335 al mes, o sea un poco más de $16,000 al año.  Para una persona que trabajó toda su edad adulta y se retira a los Para que tenga una idea: una 65 años en 2015, los beneficios del SS representarán solo el 40% de los ingresos que tenía, de acuerdo con el Center for Budget and Policy Priorities.

¿Por qué es importante el SS para los hispanos?

En el caso de las minorías -hispanos y afroamericanos-  el SS es una fuente particularmente importante de ingresos porque son las que perciben los salarios más bajos y tienen menos posibilidades de ahorrar para su jubilación. Por ejemplo, para un 53% de los hispanos mayores de 65 años, el SS representa un 90% de sus ingresos, además los trabajadores latinos tienen expectativas de vida más larga que los blancos.

Cómo ha cambiado el Seguro Social desde 1935?

Aunque el nombre del programa ha sido siempre el mismo, el SS ha sido transformado en casi todos sus aspectos a través del tiempo.

Por ejemplo, cuando Rooselvet firmó la ley en 1935. Los pagos mensuales para los jubilados comenzaron en 1940 y han continuado así desde entonces, pero con varios ajustes importantes al programa, incluyendo la edad para la jubilación e incrementos anuales automáticos en el pago de beneficios para ajustarlos a la inflación.