Autoridades rescatan a 54 niños de la explotación infantil

Los menores eran mal alimentados en el campo y algunos aseguran que fueron por necesidad

Los niños tenían entre 8 y 17 años.
Los niños tenían entre 8 y 17 años.
Foto: EFE

La jornada laboral estaba por termina cuando cerca de 200 niños corrieron a esconderse, y es que un operativo policial acababa de llegar a la finca.

Horas más tarde, un total de 54 menores de entre 8 y 17 años fueron rescatados de la explotación laboral que sufrían en los campos del estado de Coahuila en México, según informó hoy el Gobierno de esta entidad ubicada en el norte del país.

A través de un comunicado, se explicó que las autoridades detectaron y aseguraron dos predios en donde se encontraban trabajando alrededor de 200 menores de edad.

De ellos, 54 fueron resguardados y trasladados a un albergue para recibir atención, apuntó el boletín, en el que no se especificó qué pasó con el resto de los menores.

Estos predios, denominados El Pedregal y Santa Cruz -ubicados en el municipio de Ramos Arizpe- pertenecen a Óscar Lozano Chávez, propietario de la empresa Prokarne.

Los menores,  provenientes de los estados mexicanos de Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí, en donde son reclutados a través de anuncios en los medios de comunicación, trabajaban en la selección y empaquetado de legumbres, según informó El Economista.

Condiciones laborales

De acuerdo con los testimonios de los niños, estos recibían una paga de 100 pesos (6 dólares) al día por una jornada de que iba desde las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m., la cual contemplaba solo dos comidas.

El medio mexicano agregó que las víctimas recibían el primer alimento al mediodía y el segundo al concluir la jornada de trabajo y que para hidratarlos, les daban agua con sal.

La semana laboral iba de lunes a domingo, día en que solo trabajaban hasta el mediodía; dormían en el suelo, en colchonetas ubicadas en cobertizos aledaños a la empresa empacadora.

Para alrededor de 200 menores, la mayoría de sexo masculino, solo se contaba con dos baños, uno para mujeres y uno para hombres y dos áreas de duchas sin agua caliente.

La detección de los menores se logró como parte de los operativos permanentes de supervisión y vigilancia que llevan a cabo la Procuraduría de las Niñas, los Niños y la Familia; la Secretaría del Trabajo y la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Tras los hechos, Roberto Martínez García, de 50 años; Pedro Cisneros Rodríguez, de 36, y Juan Gerardo Castillo, de 39 años, encargados de la finca, según informó Huellas.mx, fueron detenidos por la fiscalía local, que abrió una carpeta de investigación para sancionar a los responsables de trata de personas y explotación infantil.

La necesidad

Algunos niños contaron que se les aseguró un pago de 100 o 120 pesos, luego de tres meses de trabajo, por pizcar verduras y que aceptaron porque querían un empleo extra para salir adelante. “Nosotros aceptamos porque allá (en sus pueblos) no hay trabajo, acá nos iban a pagar 120 por día… nos dijeron que nos iban a dar carne, pero eso no fue cierto, nos dieron pura lenteja”, comentó un pequeño de aproximadamente 11 años, al medio Huellas.mx.

Hay más de dos millones

de jornaleros que trabajan en condiciones de semiesclavitud en México, según datos del Gobierno recolectados por El Economista.

Con información de EFE