Gobernador electo dice que violencia en Guerrero es “impredecible”

Ernesto Astudillo Flores asumirá el cargo el próximo 27 de octubre, su principal reto es esclarecer la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa
Gobernador electo dice que violencia en Guerrero es “impredecible”
Transportistas Guerrero

Chicago.- El gobernador electo de Guerrero, Ernesto Astudillo Flores, declaró que se prepara para asumir el mando en el momento más crítico de la historia de este estado mexicano y dispuesto a dialogar con todos los grupos en conflicto, “siempre que estén dentro de la ley”.

El representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien tiene previsto jurar para el cargo el 27 de octubre, aseguró en una entrevista en Chicago (Illinois) que no piensa tomar las riendas del estado antes de dicha fecha, tal como reclama el actual gobernador interino, Rogelio Ortega, ante la situación de bancarrota de las finanzas públicas.

“No voy a tomar posesión antes. Mi mandado constitucional rige desde el 27 de octubre y lo haré desde el primer minuto de ese día”, manifestó.

ayotzinapa_995x560

Astudillo afirmó ser consciente de los retos que conllevan el cargo asumirá, “porque no ha habido otro momento más crítico en la historia de Guerrero”, pero confesó estár dispuesto a enfrentarlo con la formación de “un gran equipo de gobierno”.

Lea también: CIDH pide se investigue homicidio de activista

El sureño estado de Guerrero se convirtió en foco de atención internacional debido a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que el 26 septiembre del año pasado desaparecieron en el municipio de Iguala, presuntamente a manos de policías corruptos y miembros del cártel Guerreros Unidos.

El gobernador electo reconoció la existencia de un conflicto económico en su estado, pero en su opinión el problema de la violencia en Guerrero “es más delicado, porque es impredecible”.

“Hay que concentrarse en todo el malestar que ha generado una gran protesta generalizada y trabajar para disminuirlo”, expresó Astudillo.

Consultado sobre el caso Ayotzinapa, los movimientos populares y rebeliones de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación, Astudillo dijo que la sociedad guerrerense “estará muy atenta a lo que haga el nuevo gobernador”.

Los familiares exigen justicia.
Los familiares exigen justicia.

“Vamos a dialogar con todos los grupos que sea necesario, pero siempre que estén dentro de la ley”, afirmó.

Lea también:  Hipótesis sobre asesinato del “Buscador de Fosas”

Astudillo llegó el viernes a Chicago para reunirse con las federaciones de inmigrantes guerrerenses, comunidad que en Illinois ascienden a más de 340.000 personas.

“Escuché con mucha atención sus comentarios y demandas de una mejor atención por todo lo que apoyan a sus familiares y municipios con sus remesas”, informó.

El gobernador electo señaló que tiene una buena relación con los inmigrantes desde sus tiempos como senador, cuando impulsó la doble nacionalidad para los mexicanos que viven en Estados Unidos, el primer fondo autorizado por el Congreso federal para repatriar a los fallecidos y la iniciativa del diputado migrante.

Antes de regresar el lunes a México, Astudillo tiene previsto visitar el barrio mexicano La Villita, en el suroeste de Chicago, y firmará un convenio para que médicos del Pilsen Wellness Center capaciten a colegas del sistema estatal de atención a la infancia de Guerrero.

Asimismo, continuará con sus gestiones con la aerolínea United para restablecer un vuelo directo entre Chicago y Acapulco, una de las principales atracciones turísticas del llamado Triángulo Dorado de Guerrero, que incluye además a las playas de Ixtapa – Zihuatanejo, en el norte, y Taxco, en el centro del estado.

Lea también: Asesinan al activista que encabezó la búsqueda de los 43 estudiantes de Iguala