Brooklyn suma su voz contra la marihuana sintética

La presidencia del condado pide leyes más estrictas contra la distribución del K2
Brooklyn suma su voz contra la marihuana sintética
Della Ellis, consumió marihuana sintética, pero lleva ocho meses libre de drogas. Habla junto a Eric Adams, presidente del condado.

Eric Adams, presidente del condado de Brooklyn, es el nuevo funcionario público en alertar sobre los peligros de la marihuana sintética o K2. El martes en su oficina estuvo acompañado de otros funcionarios para pedir leyes más estrictas contra esta nueva y nociva droga.

“Las multas de $250 a los bodegueros no son lo suficientemente estrictas para que dejen sus ventas”, dijo Adams. Pero su mayor preocupación vino en forma de una pregunta: “¿quién está haciendo estas entregas a los comerciantes?”. El anterior es la misma pregunta que el NYPD se ha hecho las últimas semanas.

Adams dijo que el mismo nombre era engañoso, pues “no era un producto natural, sino químico con efectos distintos y peores que el de la marihuana. Además no queremos que este nombre eclipse y dañe el nombre de la marihuana con fines medicinales”.

La ex concejal Diana Reyna, vice presidenta del condado, describió consternada sobre gente caminando como ‘zombies’ en zonas alrededor de la confluencia de Broadway y Myrtle en Bushwick. “Hay una vacío en la ley que debe cubrirse. Trabajamos muy duro para superar las épocas en que las drogas le hacían mucho daño a nuestra población en las décadas de los Setenta, Ochenta y principios de los Noventa”, declaró Reyna.

A su turno Hillary Kunis, sub comisionada de la oficina de prevención de drogas del Departamento de Salud e Higiene Mental, recalcó que los efectos eran muy diferentes entre las marcas que se habían detectado. “A veces es como ponerle ácido a tu cerebro. Las personas se vuelven agresivas y tienen tendencias suicidas”.

Al contrario de la creencia de que la droga es consumida sobre todo por jóvenes, Kunis aclaró que el promedio de edad de los usuarios que han sido atendidos en las salas de emergencia es de 37 años.

La funcionaria de la oficina sanitaria reconoció a El Diario que no se han consolidado estadísticas en toda la ciudad de personas intoxicadas con el K2 que visitaron las salas de emergencia el presente año. Las únicas cifras disponibles hasta el momento son de la semana entre el 8 y el 15 de abril, cuando 120 personas intoxicadas con K2 visitaron los hospitales, lo cual sextuplicó el número de visitas comparado con el año anterior.

Los sectores donde se ha visto un incremento de K2 son East Harlem, el Alto Manhattan y el centro de Brooklyn.