Dominicana sufre los efectos de la tormenta Erika

El Gobierno dispuso la suspensión de las labores en entidades públicas y privadas

SANTO DOMINGO – República Dominicana sufre los efectos de la tormenta tropical Erika, cuyas lluvias y vientos obligaron a las autoridades a suspender las labores en las entidades públicas y el sector privado.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) dispuso evacuaciones preventivas en lugares vulnerables para evitar que sus habitantes se expongan a posibles inundaciones y deslizamiento de tierra.

Al mediodía el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, anunció que las labores en instituciones públicas y privadas serían suspendidas a partir de la 1:00 de la tarde, para permitir a los ciudadanos refugiarse en sus hogares y resguardarse ante el paso de la tormenta.

“A partir de este momento, el Gobierno anuncia al país que las labores, tanto en el sector público como en el privado, están suspendidas desde la 1:00 de la tarde”, dijo el funcionario.

Ya las escuelas públicas y los colegios privados habían suspendido la docencia, lo mismo que las distintas universidades.

Peralta recordó que la noche del jueves el presidente Danilo Medina se reunió con los funcionarios que dirigen los organismos llamados a socorrer a los ciudadanos en caso de emergencia.

Entre los funcionarios presentes estuvieron los directores del COE, general Juan Manuel Méndez García; la Onamet, Gloria Ceballos,  y de la Defensa Civil, mayor general Rafael De Luna Pichirilo.

Ceballos advirtió que la tormenta podría dejar acumulado de lluvias de entre 100 y 200 milímetros. Además, que las lluvias asociadas al fenómeno atmosférico se sentirán el sábado y podrían empezar a disminuir el domingo.

Las lluvias y los vientos de Erika empezaron a golpear el Distrito Nacional desde tempranas horas de la tarde. La ciudad capital sufrió taponamientos de vehículos debido a que algunos letreros publicitarios y ramas de vehículos cayeron al suelo.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó que a las 4:00 de la tarde el centro de Erika se localizaba cerca de la latitud 17.7 norte y longitud 70.6 oeste, a unos 120 kilómetros al suroeste de Santo Domingo.

La tormenta se movía hacia el oeste a unos 30 kilómetros por hora y “se espera que continúe con este movimiento”, indicó la Onamet.

El fenómeno atmosférico se movía con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora, con ráfagas superiores, y una presión mínima central fue estimada en unos 1009 milibares.