Un reto sin precedente para el NYPD

La visita del Papa provoca una masiva operación de seguridad en la Gran Manzana

Cuando el Papa Francisco llegue a la Gran Manzana el próximo 24 de septiembre coincidirá con otros 160 líderes mundiales, incluyendo al presidente Barack Obama, que estarán en la ciudad con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Eso representa un reto enorme en materia de seguridad, y por ello el NYPD indicó que contará con la asistencia de autoridades federales.
“Es un reto sin precedentes para el NYPD ya que nunca había coincidido tanta gente importante al mismo tiempo. Habrá desafíos en términos de tráfico y control de multitudes”, dijo el comisionado de Policía Bill Bratton en una conferencia.
Entre tanto, el sub comisionado de Inteligencia y Contraterrorismo John Miller, indicó que el hecho que se tengan dos eventos de esa magnitud “causará gran tráfico, muchos retos en control de las multitudes… en medio del fantasma de la amenaza terrorista”.
Bratton reconoció que se desplegarán varias unidades antiterroristas y de control de las multitudes, pero aclaró que el trabajo será en coordinación con el Servicio Secreto. “Va ser una operación masiva y compleja, pero no es que se vaya a cerrar la ciudad, porque las actividades cotidianas tienen que continuar.”
El máximo jefe del NYPD reconoció que “la cercanía del Papa Francisco con el público es algo a lo que no estamos acostumbrados, pero nos aseguraremos de que haya seguridad para toda la gente y no solo para el Pontífice”.
James O’Neill, jefe del Departamento, confirmó que el Servicio Secreto liderará algunas actividades de seguridad. “Acá en la ciudad les daremos lo que necesiten. En general nos aseguremos de que la mayor gente posible tenga la posibilidad de ver al Papa”.
Los líderes del NYPD no suministraron más información sobre las acciones concretas del Departamento de Seguridad Nacional, pero dijeron que “hay muchos detalles que coordinar con las autoridades religiosas y con los organizamos de seguridad federales”.
La Uniformada sí fue clara en recordarles a los ciudadanos que se preparen para lo que serán días de mucha congestión en las calles por el bloqueo para el tráfico vehicular y por las extremas medidas de seguridad muchas de las cuales ni siquiera serán necesariamente visibles.