No me alcanza el tiempo y no sé por qué

No me alcanza el tiempo y no sé por qué
Foto: Shutterstock

‘Mmm, mejor lo hago mañana’, ‘Mañana comienzo la dieta’, ‘La próxima semana lo llamo’.

Excusas, excusas, y más excusas. Bien dicen que desde que se inventaron las excusas, ya nadie queda mal. El problema amigos míos no es quedarle mal a alguien, el gran problema es quedarnos mal a nosotros mismos.

¿A cuántos no nos ha pasado esto? Yo diría que la mayoría de nosotros hemos caído en la trampa de ‘procrastinar’ es decir, “dejar para mañana lo que podemos hacer hoy”.

En muchas ocasiones buscamos culpables y nos quejamos diciendo que el tiempo simplemente no nos alcanza para hacer todas las tareas y cumplir con todas las obligaciones que tenemos. Lo cierto es que el tiempo es igual para TODOS nosotros, seas el Presidente de los Estados Unidos o la madre de cinco hijos, todos tenemos 24 horas al día y siete días a la semana. ¿Cómo aprovechar el tiempo?Ahh, bueno, eso ya depende de nosotros.

Recientemente comencé un proyecto y por un motivo u otro, no veía progreso. Escribía mi listas de ‘cosas por hacer’ y algo pasaba que no podía terminar.  Un amigo a quien admiro mucho por su éxito y organización me llamó y me dio el secreto para dejar de procrastinar:

  1. No esperar a que llegue la inspiración

Uno de los peores errores que cometemos es esperar a que “nos llegue la inspiración”. Sea que quieras decorar tu casa, escribir un libro, buscar un nuevo empleo o irte al gimnasio, es importante que comiences lo más pronto posible. Lo más complicado no es terminar, lo más difícil es comenzar.

  1. No sentirte culpable

Buscamos culpables cuando no podemos hacer algo,“no tengo tiempo”, “no soy capaz”, “nunca va a ocurrir”, etc. Esas palabras negativas tienen un gran impacto en la forma en que reaccionamos. No te sientas culpable si un día no puedes cumplir con tu horario y tienes que hacer modificaciones, pero tampoco busques culpables.

  1. Dividir la tarea en partes

Si te organizas, puedes hacer lo que te propongas. Tal vez te tomará un poco más de tiempo, pero lo vas a lograr. La vida es de sacrificios y de compromisos, así que si quieres estar en forma, levántate 15 minutos antes, ve a correr y haz unos cuantos abdominales antes de dormir; o si quieres aprender inglés, dedícate a leer o escuchar un CD 10 minutos dos veces al día y verás cómo poco a poco vas logrando tus metas. Como dice mi gran amigo Jairo: “No seas tan duro contigo mismo y date tú mismo crédito por los objetivos que vas alcanzando”.

Nunca olvides que hay mucho de cierto en los refranes más comunes, y “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.

Espero sus comentarios,

Carolina Sarassa

@CarolinaSarassa

www.CarolinaSarassa.com

 

Alrededor de la web