Peña Nieto: La violencia está disminuyendo en México

El mandatario mexicano dio un mensaje en el marco de su tercer informe de Gobierno
Peña Nieto: La violencia está disminuyendo en México
Enrique Peña Nieto, presidente de la República Mexicana por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Foto: EFE

México.- El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aseguró este miércoles que las estadísticas demuestran que la violencia en México ha disminuido en sus primeros tres años de Gobierno, en su mensaje a la nación con motivo de su tercer informe de Gobierno.

“Hoy es un hecho que la violencia está disminuyendo en México“, dijo el mandatario en un acto celebrado en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo, ante todo su gabinete y numerosos miembros de distintos ámbitos de la sociedad mexicana.

Peña Nieto mencionó que en 2014 el número de homicidios fue un 24.3 % menor al de 2012 y un 27.7 % inferior al de 2011, mientras que la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes bajó de 22,1 en 2012 a 16,4 en el año pasado, apuntó.

“En diversas regiones la tranquilidad está volviendo gradualmente a las calles y localidades”, aseguró.

Lee también: Las casas, las casitas y las casotas

El presidente destacó que en los estados fronterizos con Estados Unidos, donde operan varios cárteles de la droga, los homicidios disminuyeron el 41.6 %.

Afirmó que los delitos de alto impacto también han disminuido en la primera mitad de su Administración.

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, las tasas de incidencia de delitos del fuero común por cada 100,000 habitantes fue de 1,328, la segunda más baja en los últimos 17 años, añadió Peña Nieto al hacer un balance de la primera mitad de su mandato (2012-2018).

Al abrir su discurso, el jefe del Ejecutivo aludió a la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado y a la fuga del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, y reconoció que esos hechos han lastimado e indignado a la sociedad.

Lee también: La exoneración de EPN, otra burla

El último ha sido “un año difícil para México”, dijo Peña Nieto, antes de referirse a la desaparición hace casi un año de 43 estudiantes de la escuela de magisterio Normal Rural de Ayotzinapa y a la fuga del líder del cártel de Sinaloa, aunque sin mencionar su nombre, de un penal de máxima seguridad el 11 de julio pasado.

En el plano económico, Peña Nieto reiteró que no habrá aumento de impuestos para enfrentar la caída de ingresos públicos, sino que el Ejecutivo se ajustará el cinturón para bajar los gastos.

“Ante la reducción de los ingresos petroleros no vamos ni a aumentar impuestos ni a endeudar al país. Le toca al Gobierno apretarse el cinturón, el Gobierno tiene que gastar menos y gastar mejor”, dijo.

Lee también: No se hacen promesas si no hay recursos para cumplirlas

El mandatario prometió un presupuesto austero y “sensible con la prioridades” de la población para el 2016, que incluirá una reducción del gasto administrativo y operativo con el fin de aumentar la inversión “en lo sustantivo”.

Tendrán prioridad los programas de combate a la pobreza, la seguridad pública, los recursos para las universidades y el desarrollo científico y tecnológico, así como los programas de impulso al crecimiento de la economía y los proyectos de infraestructura en curso, detalló.

Peña Nieto explicó que para” enfrentar el faltante de ingresos públicos” y la “situación compleja exterior”, caracterizada por una “alta volatilidad de mercados financieros”, optaron por hacer un “ajuste preventivo al gasto del Gobierno” y una “reforma hacendaria” para enfrentar el impacto de la caída de los ingresos petroleros.

Lee también: Peña pide esclarecer ataques contra periodistas

Esta reforma tuvo cuatro objetivos que “se están cumpliendo”, entre ellos incrementar la recaudación tributaria, que en 2014 subió en 186,000 millones de pesos (11.006 millones de dólares) y en el primer semestre de 2015 alcanzó un máximo histórico, 13.6 % del producto interno bruto (PIB), 5,2 puntos porcentuales más que en 2012, apuntó.

Además, señaló, se han logrado “despetrolizar” las finanzas públicas. En el primer semestre de 2015 los ingresos petroleros solo representaron el 18,6 % de los ingresos totales, lo que “contrasta” con el casi 40 % que había en el 2012.

Alrededor de la web