Inmigrantes hispanos recibirán bendición papal

La Arquidiócesis presentó a los elegidos por Caridades Católicas que llevarán el mensaje los inmigrantes al Papa Francisco
Inmigrantes hispanos recibirán bendición papal
Kimson Suazo (4), durante la conferencia de prensa con inmigrantes y refugiados que serán bendecidos por el Papa Francisco.

Cuando el Papa Francisco visite el colegio católico Nuestra Señora Reina de los Ángeles el próximo 25 de septiembre en East Harlem, no sólo compartirá con 24 pequeños de varias escuelas católicas del área, sino que también verá el rostro más afligido de la comunidad inmigrante.
El Santo Padre se reunirá y bendecirá a un grupo integrado por niños centroamericanos que emigraron solos, madres hispanas de El Barrio y por inmigrantes discapacitados provenientes de varios países. Pero además estarán presentes jóvenes dominicanos residentes en El Bronx y Manhattan.
El conjunto, que fue elegido por Caridades Católicas, servirá de portavoz de los refugiados y las familias separadas por la deportación. “El deseo del Santo Padre de escuchar el clamor de los inmigrantes y refugiados sirve de inspiración a la ciudad y al país”, expresó monseñor Kevin Sullivan, director de Caridades Católicas cuando presentó al conjunto este jueves.
“Su presencia misma en este vecindario diverso comunica la importancia que el Papa Francisco da a los más perseguidos por políticas inhumanas”.

Los más necesitados

De frente a los reflectores y cámaras de la prensa, Cristian Contreras (16) escuchaba atento las palabras reconfortantes de monseñor Sullivan. El adolescente hondureño contó a El Diario que en 2013 emigró sólo de Honduras atormentado por la Mara.

09-03-2015_012_POPEF_Cecilia
“Los pandilleros querían obligarme a vender droga para ellos”, sostuvo el adolescente. “Allá en mi país los mareros no esperan a que nos hagamos hombres para empujarnos al crimen”.
Alentado por otros niños de su ciudad, el chico emprendió una arriesgada cruzada por las fronteras de Guatemala y México aferrado al lomo metálico de La Bestia, el tren que cruza de sur a norte. Pasó un mes en un centro de detención en Texas antes de lograr reencontrarse con su madre en Nueva York.
“Aquí me acogió Caridades Católicas y me ayudaron con abogados para arreglar mi situación migratoria”, dijo sonriendo.
El muchacho ama el fútbol y es portero en un equipo integrado por menores no acompañados cobijados por Caridades Católicas, pero su sueño está lejos de los estadios y las ovaciones. Su meta es convertirse en enfermero y asistir a niños inmigrantes.
“Quiero pedirle al Papa que ore por nosotros, que abogue para que los niños no sufran en los centros de detención”, comentó mientras asentía con la cabeza Lázaro Us Baquiax (17), otro menor no acompañado, quien con timidez y nerviosismo, dijo estar orgulloso de representar a los indígenas Quiché de Guatemala en la visita papal.
Entre tanto, Gregoria Flores (40), una activista garífuna de El Bronx, dijo que cuando esté ante Francisco clamará por su pueblo para que él sirva de conciliador con el gobierno hondureño.

Gregoria Flores, inmigrante garífuna que hablará por su comunidad.
Gregoria Flores, inmigrante garífuna que hablará por su comunidad.

“Nuestros gobernantes nos han violentado y arrebatado la tierra, empujándonos a buscar asilo en Nueva York”, sentenció. “Muchas madres llevan más de 25 años en esta ciudad en un limbo migratorio”.
En abril, El Diario reportó la crisis de las madres garífunas de El Bronx obligadas por autoridades migratorias a portar grilletes electrónicos, lo que impactó su calidad de vida.

Bendición a dominicanos

Kimberly Nuñez (18) será la voz de los jóvenes dominicanos hijos de inmigrantes. La chica, quien creció en El Bronx, se graduó el mes pasado de la secundaria Innovation Diploma Plus con la asesoría académica y servicio de tutoría de Caridades Católicas.
“Mi madre vino a este país a los 14 años de Puerto Plata y con esfuerzo crio a sus siete hijos. Yo soy la mayor”, contó la joven, quien participa en los programas de Caridades Católicas desde hace dos años.
Nuñez está lista para iniciar el colegio en enero. Eligió criminología y su afán es procurar justicia en las comunidades inmigrantes. “El Papa podrá ver en nosotros el futuro de Nueva York. Somos los hijos de inmigrantes trabajadores que encuentran su fuerza en la fe católica”.

Encuentro con estudiantes

En la escuela Nuestra Señora Reina de los Ángeles en El Barrio, el Papa, además de tener el encuentro privado con el grupo de inmigrantes y refugiados elegidos por Caridades Católicas, se reunirá en un salón con unos 24 estudiantes de cuatro escuelas católicas del área, 6 de ellos del colegio donde se realizará el encuentro, con quienes rezará y hablará de temas medioambientales.
Además, estudiantes de otras 31 escuelas primarias católicas de Manhattan se congregarán en la calle para presenciar el paso del papamóvil.