Ex tenista es víctima de arresto erróneo

James Blake, tenista retirado, es confundido por un criminal buscado

En pleno Abierto de Tenis de Estados Unidos, James Blake, uno de los tenistas locales más reconocidos en el circuito hasta hace pocos años, fue arrestado y esposado con violencia por oficiales del Departamento de Policía, NYPD, en un caso de confusión de identidad.

El afroamericano de 35 años que llegó a ser cuarto en el escalafón mundial, sufrió una cortadura en su codo izquierdo y moretones en su pierna izquierda, mientras cinco policías encubiertos lo retuvieron por quince minutos el miércoles a la salida del Grand Hyatt Hotel en Mindtown Manhattan.

“Me asusté y la situación fue desatinada”, dijo Blake al diario Daily News. “Pienso que el factor racial tiene que ver, pero sin importar qué, no hay razón que hagan eso a alguien”.

Blake, quien iba a un evento relacionado con el U.S. Open, comentó que ninguno de los policías se identificó, incluidos los patrulleros que lo empujaron contra el piso en la calle 42 alrededor del mediodía.

Blake fue liberado cuando un policía retirado lo identificó esposado y alertó a los oficiales, comentó una fuente policial. El primer policía que lo arrestó no se disculpó con Blake por los golpes ni por esposarlo, contó luego el tenista.

La investigación empezó por un fraude con tarjetas de crédito, informó la policía. Luego otro hombre fue arrestado por el incidente.

El atleta educado en la Universidad de Harvard esperaba un taxi en la calle después de conceder una entrevista. Narró que luego vio a un oficial de pantalones cortos y camiseta que no le dirigió la palabra sino que lo empujó contra el piso y ordenó que se quedara boca abajo. Blake mide seis pies y una pulgada.

Blake contó que aunque dijo que quería cooperar, los oficiales no le explicaron la razón de la detención. “Fue totalmente incecesario”.

Bill Bratton, comisionado del NYPD, dijo al canal NY1 que había ordenado al departamento de Asuntos Internos a iniciar una investigación. “No es lo que nosotros hacemos. No toleraré la fuerza excesiva, pero como dice el dicho, la primera historia no es la última historia”.

El tenista dijo que espera una disculpa del NYPD y que haya castigos para los oficiales involucrados.

“Yo tengo los recursos para llevar esto hasta las últimas consecuencias. Yo tengo una voz, ¿pero qué pasa con alguien que no tenga los recursos ni tenga una voz?”, preguntó el tenista.