Llaman a “Día de Oración Nacional” para presionar debate migratorio

Esperan que visita del Papa abra “mentes y corazones” de congresistas
Llaman a “Día de Oración Nacional” para presionar debate migratorio

Washington.- Apoyándose en referencias bíblicas de amor al prójimo, activistas pro-inmigrantes y líderes religiosos anunciaron este jueves un “Día de Oración Nacional” para que la visita del Papa Francisco al Congreso ayude a reactivar el debate sobre la estancada reforma migratoria.

El “Día de Oración Nacional para Familias Inmigrantes” coincidirá con el histórico discurso que el Santo Padre ofrecerá ante una sesión conjunta del Congreso el próximo 24 de septiembre, como parte de su gira en Estados Unidos.

Durante una rueda de prensa, la presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), Janet Murguía, explicó que será un día de “oración y acción” y, aunque los activistas desconocen las palabras precisas del Papa Francisco, esperan que su mensaje cale en la clase política en Washington.

Los activistas están conscientes de que el Congreso, bajo control republicano, mantiene su postura en contra de la reforma migratoria que aprobó el Senado en 2013, pero insistieron en que la visita del Papa tiene el potencial de abrir espacios para reactivar el diálogo.

Lee tambiénTrabajadores del Capitolio piden intercesión del Papa para mejorar sus salarios

Además, los activistas prometieron continuar los esfuerzos para que más inmigrantes obtengan la ciudadanía, se inscriban para votar y acudan a las urnas en 2016.

Su mensaje no será solo ante los 535 miembros de ambas cámaras del Congreso sino ante una nación de más de 309 millones de habitantes, y donde la mayoría apoya la aprobación de la reforma migratoria, subrayaron.

Aunque no ofrecieron detalles sobre los puntos de congregación para los actos de oración, los organizadores señalaron que al menos 20 estados participarán en la jornada, incluyendo California, Nevada, Florida, Colorado y Texas.

Lee también: Visita del Papa no evadirá espinosos asuntos políticos, aseguran expertos

En todo caso, Eliseo Medina, exsecretario internacional y tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), afirmó que todos los inmigrantes, “donde quiera que estén… deben apartar de su tiempo para elevar su oración por la reforma migratoria y por el Papa”.

Nadie sabe con certeza el mensaje que trae el Papa al Congreso y a la Casa Blanca, pero el cardenal Theodore E. McCarrick fue contundente: “Observen sus acciones”

Encuentro entre Obama y el Papa

La Casa Blanca ha confirmado que, durante el encuentro privado entre el presidente Barack Obama y el Papa Francisco, el próximo 23 de septiembre, ambos retomarán el diálogo que iniciaron en el Vaticano en marzo de 2014 sobre asuntos como el apoyo a los pobres y marginados; mayores oportunidades económicas para todos; la protección de minorías religiosas y de la libertad de culto en el mundo, y la bienvenida e integración de inmigrantes y refugiados.

Lee también: Revenden boletos gratuitos para ver al Papa en $1,000

El encuentro se producirá en unos momentos en que la comunidad inmigrante continúa denunciando la separación y quebranto de las familias inmigrantes, las muertes en la frontera, y el limbo de millones de indocumentados, especialmente por el freno de los alivios migratorios.

También siguen presionando a la Administración Obama para que cese la detención de madres y niños y la deportación de personas que no son un riesgo para la seguridad nacional.

Bienvenida al Papa

Los activistas emitieron una declaración conjunta de bienvenida al Papa Francisco, apoyada por la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU y firmada por más de 232 individuos y organizaciones, en la que destacaron que la visita papal se producirá en unos momentos de gran acritud en los pasillos del Congreso y en la contienda electoral, en particular por la retórica anti-inmigrante del precandidato presidencial republicano, Donald Trump.

Lee también: Filadelfia: Se agotan en 2 minutos 10 mil boletos para ver al Papa

“Esperamos que los miembros del Congreso abran sus mentes y corazones al mensaje del Papa. Aunque hay espacio para un debate político legítimo, éste debe realizarse de manera constructiva y civil, que nos permita avanzar como una nación orgullosa de nuestra herencia inmigrante colectiva, centrada en el futuro y no en un pasado excluyente”, reza parte de la declaración.