Reporte: Mayweather no pelea limpio

Se defiende el invicto campeón, quien habría dado positivo en tres ocasiones
Reporte: Mayweather no pelea limpio

Floyd Mayweather Jr. enfrentará este sábado a Andre Berto con su récord invicto pero con su nombre salpicado por el presunto uso de esteroides.

Un largo artículo publicado por SB Nation indica que agentes de la agencia antidopaje de Estados Unidos (USADA) fueron a la casa del campeón invicto para tomar muestras poco después del pesaje para el combate contra Manny Pacquiao. Allí encontraron evidencia de que Floyd había recibido dos inyecciones intravenosas.

Según el artículo del veterano periodista Thomas Hauser, el equipo médico de Mayweather dijo a los agentes de recolección de USADA –la agencia no gubernamental que recibe fondos federales y realiza las pruebas antidoping a los atletas olímpicos que representan a Estados Unidos– que las dos inyecciones eran de una mezcla de vitaminas y solución salina, destinadas para rehidratarlo.

Hauser señala que las sustancias en sí no están prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) de la que USADA dice seguir las directrices, pero sí las inyecciones intravenosas.

Víctor Conte, el fundador y presidente del laboratorio BALCO –que fue a prisión tras declararse culpable por proporcionar esteroides a deportistas élite, incluyendo Marion Jones y Barry Bonds– considera que esas inyecciones estaban destinadas para diluir alguna substancia prohibida.

“El uso de drogas para mejorar el rendimiento es rampante en el boxeo, especialmente en la élite”, dijo Conte a Hauser.

La historia de SB Nation sugiere que Mayweather habría usado testosterona. Y justifica con dos reportes proporcionados por la Comisión Atlética de Nevada de LabCorp Phoenix, el laboratorio que hizo las pruebas al “Money” en 2011 y 2013, los cuales revelan un radio muy bajo de testosterona-epitestosterona (T-E), cuyo resultado normal estaría entre 1-1 y 4-1; mayor de 4 se presume que el atleta se está dopando, y menor de 1 es porque se usó demasiada epitestosterona a fin de ocultar el uso de testosterona sintética.

Según los reportes, el 18 de agosto de 2011, un mes antes del combate contra Víctor Ortiz, se tomó muestras de sangre y orina a Mayweather, el resultado fue un radio de T-E fue 0.69. Y la otra, el 3 de abril de 2013, asimismo un mes antes de la pelea contra Robert Guerrero, también muestras de sangre y orina, arrojó un T-E de 0.80.

“Un radio muy bajo de T-E no es prueba de dopaje”, dijo Conte. “Pero un radio demasiado bajo de T-E es una señal de alerta”.

Tres positivos

Además, Mayweather habría dado positivo a esteroides en tres pruebas de la muestra “A” antes de las peleas contra Shane Mosley, Ortiz y Miguel Cotto, pero –siempre según la historia de SB Nation– nunca se realizaron los análisis a las muestras “B”, porque USADA otorgó un “perdón” en cada ocasión. Esos positivos nunca se reportaron a la Comisión Atlética de Nevada, en cuya jurisdicción se realizaron los combates.

Esta información cobró notoriedad en mayo de 2012 cuando Pacquaio presentó un requerimiento para que USADA entregara los documentos de los positivos, como parte de su demanda por difamación contra Mayweather presentada en diciembre de 2009.

Los documentos no salieron a luz porque la demanda de “Pacman” llegó a su fin gracias a un acuerdo fuera de corte.

Floyd se defiende

“Como confirma la declaración de USADA, yo no he cometido ninguna violación a las directrices de las pruebas antidopaje. Yo sigo y siempre seguiré las reglas de Nevada y USADA, el estándar de oro de las pruebas antidopaje”, indica Mayweather Jr. en un comunicado enviado por su publicista. “Estoy muy orgulloso de ser un deportista limpio y seguiré abogando por la causa (antidopaje)”.

Aunque el presidente de USADA, Travis Tygart, se negó a ser entrevistado por Hauser, en su página web, la agencia indica que los artículos publicados en la internet “contienen una gran cantidad de errores, que serán aclarados en el momento apropiado”.

“En los pasados seis años, la USADA ha realizado programas antidopaje para más de 45 peleas de boxeo profesional, todos ellos bajo el código de WADA y las normas internacionales”, señala el comunicado.