Una crisis atajable

El proyecto de ley contempla incluir una casilla en formularios estatales que permita a los neoyorquinos anotarse en el Registro de Donación de Vida

Nueva York atraviesa un estado de emergencia en cuanto a los índices de donantes de órganos se refiere. Las cifras son alarmantes. Mientras que la media nacional de donantes per capita se sitúa por encima del 55%, en nuestro estado el porcentaje se reduce a un mero 24%. En nuestras comunidades, solo un 5%  de los latinos elegibles para donar se registran para ello. Y Nueva York, acostumbrado a ser número uno en solidaridad y estar a la vanguardia del progreso, ocupa el ultimo escalón nacional en donación de órganos.

Es desolador. Pero, al margen de la estadística, lo trágico es que a lo largo del año 2013, aproximadamente 600 neoyorquinos perdieron sus vidas esperando por un transplante. Lógicamente es un dato inaceptable en pleno siglo XXI. En la actualidad, más de 10,000 neoyorquinos se encuentran en la lista de espera para recibir un órgano que les salve la vida. La gran mayoría necesita un riñón.

En el marco de los esfuerzos para promover la donación de órganos en Nueva York, presenté un proyecto de ley en el Senado de Nueva York con el objetivo de facilitarle a los neoyorquinos la inscripción en el Registro de Donación de Vida. El banco de órganos lo gestiona LiveOnNY, la organización sin ánimo de lucro que lidera los esfuerzos de donación de órganos en el área metropolitana. LiveOnNY respalda mi propuesta.

En la actualidad, un neoyorquino sólo tiene la posibilidad de inscribirse como donante de órgano a través de formularios del Departamento de Vehículos a Motor (DMV, por sus siglas en inglés), en formularios para registrarse en el censo de votantes y en solicitudes específicas. Y en la ciudad, esa posibilidad también existe al inscribirse en el programa de identificación municipal (IDNYC, por sus siglas en inglés).

El proyecto de ley contempla incluir una casilla en formularios estatales que permita a los neoyorquinos anotarse en el Registro de Donación de Vida al presentar la declaración de la renta, al solicitar admisión en las universidades públicas de SUNY y CUNY, al tramitar certificados y permisos del Departamento de Educación del Estado de Nueva York y al renovar licencias profesionales emitidas por el Departamento de Educación del Estado de Nueva York, entre otros.

Y el 6 de octubre se llevarán a cabo varias actividades con el fin de inscribir en un sólo día el mayor número posible de donantes de órganos. Cabe destacar que cada donante de órganos puede salvar hasta ocho vidas.

Ha llegado el ineludible momento de aumentar la nómina de donantes y salvar vidas. Hay que atajar la crisis antes de que se agudice. No hay mayor gesto de solidaridad que regalar vida.