El Papa Francisco destacará contribuciones de los hispanos en EEUU, dice cardenal  

El “Efecto Francisco” movilizará a jóvenes en EEUU    

Washington.- Nadie sabe exactamente lo que dirá el Papa Francisco durante la misa de canonización de Junípero Serra el próximo miércoles y, aunque no viene a EEUU como un político sino como un “pastor de las almas”, destacará la importancia de los hispanos en la Iglesia Católica y el país.

Así lo afirmó hoy en un encuentro con periodistas el cardenal y arzobispo de Washington, Donald Wuerl, tras hacer un recorrido por las obras de construcción para la visita del Papa a la Basílica de la Inmaculada Concepción.

“Dada la presencia de los hispanos, de los hispanohablantes en nuestro país, esta será una oportunidad para destacar su papel y su lugar en la Iglesia y en la nación”, señaló.

Preguntado por este diario sobre si el Papa buscará servir de contrapunto a la retórica antiinmigrante en algunos sectores del país, Wuerl recordó que la Iglesia Católica ha acompañado a la comunidad inmigrante durante años, y eso se verá reflejado en las palabras del Sumo Pontífice.

“Creo que el mensaje del Santo Padre será el mensaje que ha estado dando durante mucho tiempo: tiene que haber una manera de dar la bienvenida a la gente que desesperadamente trata de compartir lo que nosotros ya tenemos”, afirmó Wuerl, al señalar que los inmigrantes anhelan libertad de la persecución y oportunidades para sus familias.

El Papa hablará ante el Congreso el 24 de septiembre como “pastor de las almas”,  y abordará espinosos asuntos “desde una perspectiva espiritual y moral”, por lo que no ofrecerá “soluciones políticas”, aseguró.

Canonización de Junípero Serra

La Basílica, una de las iglesias católicas más grandes del mundo, servirá de escenario para la primera canonización en suelo estadounidense, que además estará cargada de simbolismo: el primer Papa de las Américas canonizará a Junípero Serra, un fraile español que fue clave en la evangelización de California.

La imagen de Junípero Serra, además, figura en un mosaico en un puesto prominente del pórtico del templo.

Fue  “un misionero franciscano que trajo la fe a partes de México y a California; fue la evangelización de América… (el fraile) es un ejemplo perfecto de lo que debemos estar haciendo, buscando acercamiento” con el prójimo, dijo Wuerl.

Parte de las 25,000 plazas aprobadas para la misa al aire libre estarán destinadas a los “miles” de feligreses latinos que vendrán a Washington procedentes de California, incluyendo representantes de grupos indígenas, agregó.

Sin embargo, en las últimas semanas, algunos grupos de nativoamericanos han expresado malestar por la canonización del fraile español, a quien atribuyen la aniquilación de su cultura.

Pero Wuerl calificó la  controversia como un “poco de exageración” y, citando investigaciones de la Historia, señaló que los colonizadores trajeron enfermedades que diezmaron poblaciones en todo el Nuevo Mundo.

“En todo lo que he leído de los historiadores sobre Junípero Serra, ellos ven un panorama distinto”, subrayó.

“Efecto Francisco”

Al destacar el don de gente del Papa Francisco, Wuerl aseveró que, sin duda, su primera visita pastoral en EEUU tendrá un gran impacto, sobre todo en los jóvenes y en los que buscan renovar su fe católica.

El llamado “efecto Francisco”, que apela a la solidaridad y compasión humana, se sentirá en los jóvenes, vaticinó el cardenal, al asegurar que si bien el “ambiente secular” ha contribuido a reducir el número de miembros de la Iglesia Católica, ésta vive un “renacimiento”, impulsado principalmente por los jóvenes.

Tan solo en la época de Semana Santa, la archidiócesis de Washington recibió a 1,300 nuevos miembros, la mayoría de ellos veinteañeros.

Mucha demanda

Alrededor de 2,300 seminaristas y novicias de todo EEUU han sido invitados a la misa en la Basílica, y unos 500 jóvenes prestarán servicio voluntario.

La archidiócesis de Washington no da abasto con la demanda de boletos para participar en los actos de la visita papal: por cada boleto otorgado para la misa de canonización, por ejemplo, la oficina de Wuerl ha recibido al menos diez solicitudes.

Wuerl participó en la visita del Papa Benedicto XVI hace siete años pero en esta ocasión, asegura que se respira un aire distinto.

Los jóvenes, en particular, “quieren compartir su fe con otros.. reevalúan el lugar de Dios en sus vidas, y eso es verdaderamente nuevo”, puntualizó.

MÁS NOTICIAS SOBRE EL PAPA FRANCISCO