Guardia correccional acusada de planear ataque violento contra prisionero

Nakia Gales (39), presuntamente pertenece a la temida pandilla "Bloods".
Guardia correccional acusada de planear ataque violento contra prisionero
Guardia de correccional de El Bronx acusada de planear ataque violento en contra de un prisionero.

Dos oficiales correccionales están siendo acusados de contratar presos para atacar a otro presidiario, de acuerdo a un reporte publicado el pasado jueves.

Según el asistente del fiscal del distrito, Ilya Kharkover, Nakia Gales (39), una de las oficiales acusadas, tiene conecciones con la temilla pandilla “Bloods”.

Gales presuntamente convenció a Gilbert Bacallo para que entráse a un vestíbulo vacío en el Centro de Detención Vernon C. Bain, diciéndole que le entregaría un paquete. Sin embargo, Gales lo encerró en el cuarto con otros cuatro prisioneros, quienes lo atacaron violentamente hasta dejarlo sin audición, dijeron los abogados de Bacallo durante una acusación el pasado jueves en la Corte Suprema de El Bronx.

El abogado de Bacallo además añadió que Gales está siendo acusada de planear el ataque para vengarse de que Bacallo le haya “contestado mal”. Según reportes del Daily News, el Departamento de Investigación declaró que Gale observó el ataque maliciosamente desde una ventanilla.

Un colega de Gales, el oficial Herman Jiminian (41), está siendo ausado de ayudar en el ataque, ocurrido en enero 29, y por intentar cubrirlo. Los abogados dijeron que Jiminian se entregará a la policía este viernes.

El Daily News dijo que presuntamente la pandilla Bloods confirmó que Gales pertenece a su equipo. Además, la acusada tiene un tatuaje en su cuello que muestra su lealtad al grupo de criminales.

Gales ha trabajado para el Departamento de Correción desde el 2002, y gana $76,000 al año.

El Departamento de Investigación publicó un reporte a principios de este año, solicitando mejor investigación de los antecedentes de los oficiales, especialmente para revisar si están afiliados a alguna pandilla o si tienen algún tatuaje que lo represente.

“Esto es un ejemplo de oficiales de correción conspirando con los mismos prisioneros que ellos vigilan, usando la violencia para beneficio personal”, dijo el Comisionado Mark G. Peters. “No hay tolerancia para este tipo de conducta violenta. Vamos a encontrarlo, vamos a sacarlo de sus raíces y nos aseguraremos de imponer la ley”.

Ambos guardias enfrentan hasta siete años de prisión con cargos de asalto, uso de documentos falsos, y mala conducta oficial.

Gales se encuentra arrestada bajo una fianza de $25,000, y tiene cita en la corte este viernes.