La alcaldía reporta balance positivo en varias áreas

Con cifras, la administración De Blasio presenta caída en crimen, fatalidades de tráfico y quejas contra el NYPD

La administración de Bill de Blasio fue el mensajero de sus propias noticias tras presentar el Reporte Administrativo del Alcalde (Mayor’s Management Report) para el año fiscal 2015, que consiste en un análisis del desempeño de sus agencias desde el 1 de julio de 2014 hasta el 30 de junio de 2015. Hubo buenas y malas noticias en áreas en las que ha recibido críticas, con los que calla a algunos de sus críticos.

“Desde una caída en los crímenes mayores y en las fatalidades de tráfico hasta un incremento en las ayudas a los pequeños negociantes y a los jóvenes indocumentados, estamos orgullosos de ver mejoramientos”, dijo Bill de Blasio. El mandatario agregó que continúa el foco en la equidad para crear una ciudad justa y accesible para todos los neoyorquinos.

Algunos puntos de mejoría son:

Departamento de Policía, NYPD: Los siete crímenes mayores cayeron un 5.6% (de 110,023 a 103,872); Crímenes en las escuelas bajaron 6.1% (de 654 a 614). Los crímenes han bajado 8.8% en los edificios públicos y 35.7% en los treinta parques más grandes de la ciudad.

Departamento de Transporte, DOT. Las muertes bajaron un 12.6% (de 285 a 249); las muertes de conductores bajaron 38.7% (de 93 a 57) y de peatones disminuyeron 9.5% (de 158 a 143).

Las quejas por mala conducta policial a la Junta Civil de Revisión de Quejas (CCRB) del NYPD bajaron 25.3% (de 5,573 a 4,165).

Las violaciones en el Departamento de Asuntos para el Consumidor, DCA, bajaron 40% de 19,888 a 11,923, al igual que las multas cayeron 51.5% (de $32.5 millones a $15.75).

Como se anticipaba por el despliegue mediático reciente las puntos negativos se ven en la población más vulnerable.

El número de familias con niños que ingresaron al sistema de refugios subió un 7%, de 11,848 a 12,671 personas. El número de adultos que también buscaron cobijo aumentó un 3%, de 17,547 a 18,091. Además tanto las familias como los individuos se están quedando más tiempo en los refugios.

Otra señal de la pobreza se ve en que más neoyorquinos requirieron asistencia pública, 360,000, un 7% más que el año fiscal anterior.

Otros indicadores

95% de los restaurantes obtuvieron “A” en las inspecciones sanitarias, comparado con 90% del año anterior.

4,104 menores ingresaron al sistema de refugios, comparado con 4,501 el periodo anterior, lo que muestra una caída del 8.8%. Hay en total 11,098 menores en refugios.

La asistencia para menores inmigrantes indocumentados subió 30.2%, de 5,422 a 7,058.