Los “valores compartidos” del Papa y Obama

Pero el Sumo Pontífice está alineado con las posturas del mandatario en inmigración y otros temas de justicia social
Los “valores compartidos” del Papa y Obama
El Presidente Barack Obama y su esposa Mitchelle Obama recibieron ayer al Papa Francisco en la Base Conjunta Andrews, en D.C.

WASHINGTON, D.C. – Aunque el Papa Francisco mantiene posturas afines con la Casa Blanca en asuntos como la inmigración y la justicia social, el presidente Barack Obama no llevará una “agenda política” a su histórico encuentro del miércoles con el líder de los católicos.

Así lo aseguró este martes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, durante su acostumbrada rueda de prensa diaria, en la que se negó a divulgar el contenido del encuentro e intentó minimizar su impacto político.

“Cuando el presidente se siente con el Papa Francisco mañana en el Despacho Oval, el presidente no llegará a esa reunión con una agenda política. Esta es una oportunidad para que ambos, que tienen tantos valores en común, hablen sobre los esfuerzos que realizan en sus respectivos y distintos papeles para avanzar esos valores compartidos”, precisó Earnest.

Valores compartidos

El portavoz reconoció que, de todas maneras, siempre habrá espacio para la política, pero insistió en que habrá un “tono de respeto” en el encuentro y la meta es que ambos líderes “tengan la oportunidad de hablar de sus valores compartidos”.

Aunque el Papa Francisco mantiene posturas inamovibles, por ejemplo en torno al aborto y los matrimonios gay – prohibidos por las doctrinas de la Iglesia- sí coincide con Obama en asuntos como la inmigración, la desigualdad social, la lucha contra el cambio climático, la apertura de EEUU hacia Cuba, el acuerdo nuclear con Irán, y el derecho de los palestinos a formar un Estado.

El legislador demócrata por California y jefe de la bancada minoritaria en la Cámara de Representantes, Xavier Becerra, lanzó hoy tres videos distintos en los que varios correligionarios le piden al Papa que en su discurso al Congreso se pronuncie explícitamente sobre la reforma migratoria, el cambio climático, y el combate a la pobreza.

Pero precisamente los temas que acercan al Papa Francisco a la Casa Blanca son los mismos que lo alejan del Partido Republicano.

Aún así, los republicanos también tienen su propia lista de deseos sobre el mensaje que el Papa ofrecerá en su discurso el jueves y, por lo general, le aplauden sus posturas en contra del aborto, aunque rechazan sus críticas del capitalismo desbordado.

En todo caso, los expertos coinciden en que sería un error encasillar al Papa en una ideología concreta porque las prioridades y la pastoral del Vaticano no siempre concuerdan con las prioridades de la clase política en Estados Unidos.

El cardenal y arzobispo de Washington, Donald Wuerl, recordó recientemente que si bien el Papa Francisco no evade asuntos espinosos, éste realiza su gira como “pastor de las almas”, sin dictar políticas, porque esa tarea recae sobre los legisladores.

En días anteriores, Earnest expresó confianza en que, pese a la polarización del país, el Papa será “bien recibido” en el Congreso y su mensaje no caerá en oídos sordos.

El Papa “se ha ganado el respeto de mucha gente en ambos partidos y puede que eso haga que los miembros del Congreso lo escuchen de una forma distinta sobre una variedad de asuntos”, afirmó.

Histórico encuentro

En señal de la importancia que tiene la visita papal, Obama fue a recibir al Sumo Pontífice a la Base Aérea Andrews, en las afueras de Washington, adonde aterrizó procedente de su gira por Cuba.

Ni el Papa ni Obama hicieron declaraciones públicas, pero varios centenares de personas, con cámaras digitales y teléfonos celulares en mano, tomaban fotos y gritaban consignas de bienvenida.

Preguntado sobre por qué Obama fue personalmente a recibir al Papa, Earnest explicó que éste “es una fuente de inspiración no solo para los católicos sino, francamente, para la gente de todas las religiones del mundo”.

Así, Obama siguió el precedente establecido por el entonces presidente republicano George W. Bush, quien recibió en esa misma base militar al Papa Benedicto XVI, el 15 de abril de 2008. La Casa Blanca divulgó fotografías de archivo de otras visitas papales a EEUU.

El Papa Francisco es el cuarto Pontífice que visita Estados Unidos, desde la gira que realizó el Papa Pablo VI en 1965, según datos de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU.

Tras su encuentro mañana por la mañana con Obama en la Casa Blanca, el Papa Francisco oficiará en horas de la tarde la misa de canonización del beato español Junípero Serra, en la Basílica de la Inmaculada Concepción.

El jueves, ofrecerá un histórico discurso ante una sesión conjunta del Congreso, almorzará con indigentes en la sede de Caridades Católicas, y por la tarde viajará a la ciudad de Nueva York.

El Papa concluirá su gira por EEUU en Filadelfia (Pensilvania), donde visitará una cárcel, participará en el Encuentro Mundial de las Familias y ofrecerá una misa multitudinaria antes de regresar a Roma.

NOTICIAS SOBRE LA VISITA PAPAL