Una impresión positiva

Una impresión positiva
A una entrevista de trabajo hay que ir presentado de la mejor manera.
Foto: archivo / /Shutterstock

Recientemente, hemos estado entrevistando candidatos para llenar ciertos puestos en mi escuela. Hemos tenido algunos aspirantes horribles. El hombre que llegó empapado en sudor, otro con ropa sucia, algunos no trajeron copias de su currículum vitae y decían locuras. Nadie debe llegar a una entrevista sin prepararse.

Hay tres áreas principales que uno debe prestarle atención cuando va a una entrevista:

1.Cómo dar una impresión positiva.

2.Cómo anticipar las preguntas que se le harán.

3.Conocer sus fortalezas y a ti mismo.

En esta columna, me referiré a cómo dar una impresión positiva. En mis columnas posteriores abordaré las otras dos áreas.

Cómo dar una impresión positiva

Para dar una buena impresión se necesita prestar atención a su aseo personal. Vístase para impresionar con ropa limpia y use vestimenta de negocios. Las mujeres no usen minifaldas o vestidos muy ajustados. No use blusas de bajo de corte que muestran su escote o muy cortas que muestran su estómago. Los hombres no deben usar jeans o camisetas, no zapatillas ni los pantalones que cuelguen por debajo del fundillo.

Asegúrese de que su pelo este peinado. Si tiene un bigote o barba, recórtelo para que se vea aseado. Y si tiene barba no se olvide de afeitarse.

Durante la entrevista haga contacto con los ojos, siéntese recto, no con los hombros caídos y muestre con su cuerpo que están prestando atención. Su cuerpo le dará una impresión buena o mala.

Por último, prepare de antemano lo que va a decir en la entrevista. Esto le ayudará a evitar silencios incómodos y parecer que no está preparado. Mi siguiente columna compartirá más sobre cómo preparar los temas de conversación. Recuerde que debe presentar su mejor perfil.