Condena a sub-contratista por robo de $100, 000 en salarios

La empresa Peral General Contractor LLC quedó inhabilitada por 5 años para adjudicarse proyectos de obra pública

Las sanciones económicas a las corporaciones saltan de $10,000 por violaciones incluso a $1 millón.
Las sanciones económicas a las corporaciones saltan de $10,000 por violaciones incluso a $1 millón.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El subcontratista Tariqu Mahmood (56), propietario de la compañía Peral General Contractor LLC., se declaró culpable de no pagar más de $100,000 a trabajadores de albañilería en un proyecto de renovación exterior de una escuela pública en El Bronx, de junio a octubre de 2012.

El fiscal general de estado, Eric T. Schneiderman, informó que Mahmood y su empresa fueron acusados a principio de este año en la Corte Suprema de El Bronx, y luego de las investigaciones sobre las denuncias de robo de salarios se procedió al arresto de cinco contratistas en abril de 2015.

“Una y otra vez, hemos seguido enviando un mensaje de que el robo de salario es un delito grave”, dijo Schneiderman en un comunicado. “Los trabajadores deben ser tratados con dignidad y el respeto que se merecen, y no dudaremos en presentar cargos criminales contra los que engañan a sus trabajadores”.

Mahmood cayó en las manos de la justicia luego de una investigación de la oficina del fiscal Schneiderman en colaboración con la Autoridad de Construcción de Escuelas y el Departamento de Investigación de la Ciudad de Nueva York.

Según las leyes estatales, los contratistas generales están obligados a rendir cuentas por el robo de salarios y negación de beneficios a manos de sus subcontratistas. En este caso, el contratista general Dean Builders Group Inc., de Great Neck, Long Island, accedió a retribuir el monto total, que ascendió a $114, 944.

Mahmood se declaró culpable de un cargo de falta de pago de los salarios prevalecientes y beneficios, un delito menor clase A. El hombre fue sentenciado a libertad condicional y 50 horas de servicio comunitario. La empresa Peral General Contractor LLC está inhabilitada por 5 años para adjudicarse proyectos de obra pública.