Ganadores y perdedores de las ventas de septiembre

El aumento de ventas el mes que recién terminó augura un año de récords

Ganadores y perdedores de las ventas de septiembre
Ford, General Motors y Toyota tuvieron los mayores incrementos de ventas.
Foto: Toyota/Ford/GM

El pasado mes tuvo varios récords de ventas, ayudado por las promociones del Día del Trabajo, y gracias a ello, Ford, GM, Toyota, Nissan, Mitsubishi, Kia, Hyundai, Subaru y Honda, han aumentado sus ventas en septiembre en más de dos dígitos.

Con un 23% de aumento en sus ventas, Ford marcó su mayor incremento en casi cinco años, con el agregado de un 20% en la marca Lincoln.

Las ventas de GM aumentaron un 17% promedio el mes pasado, con GMC que llevó al aumento con un aumento del 24%, seguido por Chevrolet con 11%, Cadillac con 7.8% y Buick con 5%.

Las ventas de Toyota, subieron un 16%, tanto en la división de Toyota como en Lexus.

Las ventas de Chrysler cayeron un 5.3 por ciento por una menor demanda de sus minivan, pero las de Jeep avanzaron un 40 por ciento, las de Ram un 3.8 por ciento, las de Dodge un 2.6 por ciento y las de Fiat un 1.1 por ciento en Fiat.

Honda tuvo aumento del 27 por ciento en las ventas de sus camiones ligeros para un promedio de ganancia de 13 por ciento para el mes. Las ventas crecieron un 14 por ciento a la marca Honda y 6.3 por ciento, a Acura.

Las ventas de Subaru aumentaron 28 por ciento a un récord mensual de 53,070 vehículos.

Las ventas de Nissan subieron un 18 por ciento, impulsado por un aumento de 30 por ciento de su marca Infiniti.

Las ventas de Kia subieron un 22.6 por ciento sobre el año anterior, gracias a sus modelos Sorento, Soul Y Optima.

Hyundai subió un 14 por ciento gracias al empuje de sus SUVs Tucson y Santa Fe Sport.

Como porcentaje, Mitsubishi tuvo el mayor crecimiento con un 35.9 por ciento. Este es el 19 mes consecutivo de los aumentos de ventas de la marca que está recuperando el camino perdido.

Las ventas de la marca VW subieron un 0.6 por ciento el mes pasado a pesar de un escándalo por las emisiones de diésel, que amenaza con socavar el volumen de ventas de la compañía en los Estados Unidos en los próximos meses.

Audi tuvo un aumento de ventas de un 16 por ciento el mes pasado, a pesar de que el gobierno de Estados Unidos ha obligado a la marca a suspender las ventas del A3 TDI con motor diésel.

En general las ventas de vehículos ligeros subieron 3.8 por ciento, tras un aumento del 10.3 por ciento en los SUV, crossover, pickup y camionetas. Las ventas de automóviles cayeron un 3 por ciento.

La industria está en camino de superar la barrera de 17 millones en un año calendario por tercera vez, ya que los pronósticos indican que las ventas totales del 2015 se pronostican en 17.4 millones de vehículos.