Johnny Hincapié es liberado a la espera de un nuevo juicio

El colombiano encarcelado desde 1990 está acusado por un crimen en el que, según su defensa, no pudo haber participado
Johnny Hincapié es liberado a la espera de un nuevo juicio
El nuevo juicio para Johnny Hincapié comenzará en noviembre.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El juez Eduardo Padró de la Corte Suprema de Nueva York consideró la evidencia de la defensa de Johnny Hincapié presentada en agosto pasado, y abrió la posibilidad de un segundo juicio para el colombiano encarcelado desde 1990. Para mayor alegría del numeroso grupo de familiares y simpatizantes, el juez dispuso su liberación a la espera del nuevo juicio cuyo inicio se fijó para el 9 de noviembre.

A pesar de la orden de liberación, surgió un obstáculo de último minuto en la sala de la corte lo que creó tensión entre los familiares, debido a que una corte de inmigración lo pudiera detener de nuevo y mandarlo a Buffalo, al norte de Nueva York. Esto, debió a que Hincapié no era ciudadano estadounidense sino residente al momento de su detención hace 25 años. Una hora después se acordó que Hincapié sería enviado a Rikers Island y este miércoles se pagaría una fianza de $1 con lo que se detendría temporalmente el caso migratorio. La Fiscalía no mostró objeción.

Hincapié fue condenado, junto a otros siete jóvenes, por la muerte en la plataforma del metro de Brian Watkins, un turista de Utah que vino a la ciudad para asistir al Abierto de Tenis.

Ronald Kuby, el abogado de defensor, dijo que todos los otros seis jóvenes condenados ya habían sido liberados excepto uno por uso de drogas. “Mientras que Johnny Hincapié ya pagó 25 años y un mes de condena y había tenido un comportamiento ejemplar, al conseguir una maestría en teología y ayudar a cientos de otros encarcelados en temas espirituales, de educación y otros pasatiempos. No solo se preocupó en sí mismo. No debería haber otros juicio su señoría”, enfatizó Kyby.

“La familia Hincapié, incluyendo a Johnny, son un ejemplo de los mejor de la experiencia de los inmigrantes que de nada hacen mucho”, recalcó el abogado defensor al destacar los logros económicos de la familia y su civismo en la comunidad de Queens.

Johnny, sentado junto a sus dos abogados, y la familia más cercana, sus padres, hermano y primos, no paró de llorar después de que se supo la decisión.

Un vocero de la Fiscalía informó que en los próximos días revisarían la posibilidad de hacer el nuevo juicio. “Estamos comprometidos en un nuevo juicio. Lamentamos que la familia Watkins tenga que testificar en un nuevo juicio lo que reabriría heridas y el horror de hace 25 años”.