El universo panóptico de Tania Marmolejo

Marmolejo traza la ruta de un apasionante mapa pictórico en el que la mujer es arrastrada fuera de su zona de confort y obligada a desafiar el fuego del ojo público.
El universo panóptico de Tania Marmolejo

Observados por decenas de pupilas gigantes que nos persiguen al desplazarnos seguimos la ruta de What Was I Thinking?, la más reciente exhibición de Tania Marmolejo en Lyle O. Reitzel, entrando en esa arquitectura panóptica invertida donde la artista, atrincherada tras mujeres de rostros descomunales, nos vigila.

El gran formato acentúa el efecto de cautiverio, permitiendo que las expresiones muten según la perspectiva, en un simulado paralaje horizontal. Con este zoom in a una de sus marcas de estilo: ojos vivientes, expresivos, rasgos entre animé y realistas, Marmolejo reafirma por qué su obra se separa de la de Audrey Kawasaki, Mark Ryden o Tatiana Suárez —por citar tres narrativas afines—, ocupando una encrucijada propia con su reconocible lenguaje visual.

THE NIGHT SWIM
THE NIGHT SWIM

A diferencia de los epígonos de Margaret Keane reunidos en Melancholy Menagerie: A Gaze into the World of Big Eyes, del Fullerton Museum Center, la obra de Marmolejo no es infantil ni grotesca, sino sensorial e inquietante, obliga a mantener contacto visual con un punto focal y necesita de la intervención del observador para completar (o inferir) las narrativas. Esa tensión psíquica que se crea se aprovecha de la transparente visibilidad del punto ciego de que hablaba Lacan: esa manera subjetiva e incompleta de acercarse a la realidad visible, pero que es a su vez la única posible, incluso para la artista, junto a la incapacidad del expectador de recoger toda representación visual en su totalidad. Expuestos a la mirada lacaniana todos los involucrados danzan en un juego de vulnerabilidad e identidades fragmentadas. Es en ese punto donde la obra de Marmolejo se disfruta como lo que es: una experiencia estética. Por eso cada nueva propuesta suya conduce, ya sea por los caminos más blindados o riesgosos, a la jouissance: ese estado de deleite o éxtasis intelectual más allá del placer.

_WHAT ONCE WAS UNHEARD OF-oil on canvas-51 x 59 in-2015
WHAT ONCE WAS UNHEARD OF

Despojada de toda escenografía, Marmolejo impone en esta muestra su narrativa mínima de primer plano. “En cada pintura no hay una sola expresión, sino una sutil mezcla que se percibirá dependiendo del ángulo y la posición desde la que se observe”, explica la artista. “Lo que parece un gesto enojado puede transformarse en mirada inquisitiva o curiosa, permitiendo que el espectador experimente emociones de manera personal, haciéndole eco al proceso natural de observar una mirada y preguntarnos, ¿qué estará pensando?”.

WHAT WAS I THINKING
WHAT WAS I THINKING

What Was I Thinking?, la pieza que titula esta exhibición, sintetiza esa ambigüedad. Las pupilas dilatadas hasta el paroxismo son puntos de fuga abismales, forzando la expresión hasta un estado de incertidumbre en el que el rostro alterna con la máscara, y las obras abiertas se rescriben como perpetuo palimpsesto visual. En la misma línea de los estudios fisonómicos de Le Brun, Marmolejo domina una compleja paleta de expresiones faciales que altera y combina en cuidadosa proporción. La riqueza dramática de la obra expuesta no radica solo en esta expresividad, sino también en sus narrativas ocultas. Tratándose de rostos y bustos en gran escala, es más lo que se infiere que lo que muestra de la historia, y una storyteller natural como Marmolejo no puede concebir figuras femeninas sin historia, por eso activa resortes, narra con una pasmosa economía de recursos, apelando hasta a la propia curiosidad del expectador, a sus historias sugeridas.

_ALMOST BUT NOT QUITE-51 x 74-oil on linen-2015_resized

ALMOST BUT NOT QUITE

La convergencia de dos rostros casi idénticos en Almost But Not Quite, o la sombra imposible, como de retorno de espejo, de It is Just Me Or (únicas obras de la muestra con más de una figura), recalcan este escenario. ¿Serán gemelas o una joven a la que el espejo le devuelve en su reflejo una imagen que la distorsiona y la completa? ¿La sombra que le susurra al oído será extraña o la propia que multiplica la identidad?

IS-IT-JUST-ME-OR...-2014-61-x-64-inches-oil-on-canvas-1600x1194

IT IS JUST ME OR

Otro elemento disfrutable de la muesta es que las piezas tiene una pátina antigua, dialogan con la contemporaneidad, tienen una huella, un trazo actual, pero sus interlocutores reales pueden descubrirse en ese sutil y complejo universo derivativo o nudo de influencias que la artista acomoda a su antojo, y que en cierta zona de su obra desfía el impulso sensual de Klimt o Schiele, pero que en esta nueva serie se inclina cada vez más a maestros oscuros como Vermeer, La Tour, Le Brun, Caravaggio, apropiándose libremente de esa paleta de contrastes y la figuración expresiva, casi caricaturesca.

What was I thinking? (¿En qué estaba pensando?) no es solo una exploración en el plano sensorial, sino también un laboratorio de perspectiva y composición. Algo de la niña que juega a acomodar una foto en Instagram sobrevive en el encuadre imposible de las ciclópeas What Once Was Unheard Of o After the Realizations. También, como en otras exhibiciones suyas, disfruta las texturas (lino y lienzo) y se permite alardes cromáticos, en los que la paleta transita desde el negro hasta esa tonalidad del rojo de cadmio distintiva en su obra. Para disfrutar todas las sutilezas que propone una obra inteligente y sensorial, hay que saber leer incluso la poética del material, la elección del óleo que no acepta urgencias ni atajos.

AFTER THE REALIZATIONS
AFTER THE REALIZATIONS

La pregunta que titula esta exhibición nos advierte que estamos ante la serie bisagra y transicional de una artista madura que hace una suerte de recapitulación. No sabemos nada más, tampoco hace falta, solo que desde sus laboriosas tintas, en las que las figuras incrustadas forman parte de la urdimbre, pasando por su etapa expresionistas o las sensuales narrativas de DeliciousTorment (2013), hasta los rostros y torsos monumentales de What Was I Thinking?, Marmolejo traza la ruta de un apasionante mapa pictórico en el que la mujer es arrastrada fuera de su zona de confort y obligada a desafiar el fuego del ojo público.

ON SECOND THOUGHT
ON SECOND THOUGHT

WhatWas I Thinking? de Tania Marmolejo, se exhibe hasta el 10 de octubre en Lyle O. Reitzel Arte Contemporáneo. Gustavo Mejía Ricart, Torre Piantini Suite 1 & 2 A,
Santo Domingo, T 809 227 8361 | M 305 510 2833. www.lyleoreitzel.com