Comercial pro-Hillary enfatiza voto de las mujeres y madres latinas

Un comité de apoyo a la precandidata republicana difundió esta semana un comercial en español en el que una madre soltera habla de Hillary como mujer y madre
Comercial pro-Hillary enfatiza voto de las mujeres y madres latinas
La precandidata demócrata durante un reciente evento de campaña

Un comercial en español, producido por un comité pro-Hillary Clinton, presenta la perspectiva de una madre latina soltera que piensa votar por la precandidata pensando en el futuro de su hija.

“Gran parte de la vida de mi hija yo la he criado sola. Yo quiero que mi hija crezca con la seguirdad que lo que ella se proponga lo va a lograr. Yo pienso que Hillary Clinton es una mujer muy inteligente y muy valiente, ella como madre sabe lo difícil que es salir a trabajar con un hijo y como mujer yo creo que ella nos apoyaría”, dice la joven mujer, mientras se muestran escenas de madre e hija.

El comercial finaliza con la frase: “Hillary Clinton, fortaleza para nosotras”.

Durante el debate del martes pasado, Clinton enfatizó en varios momentos que de ser elegida, sería la primera mujer presidenta de los Estados Unidos.

Críticas republicanas

Ruth Guerra, la directora de medios hispanos del partido republicano, dijo que Clinton “no puede asegurar que es una defensora real de las mujeres cuando les pagó desigualmente en su propia oficina del senado y su fundación recibe miles de dólares de países que oprimen los derechos de la mujer”.

La campaña de Clinton se ha defendido de los ataques relativos al pago de las mujeres cuando ella era senadora indicando que las cifras evaluadas no incluían el salario ganado por muchos de sus empleados en las campañas políticas (a menudo los mismos empleados que trabajan alternadamente en uno u otro empleo).

En cuanto a la Fundación Clinton, una organización caritativa liderada por los Clinton que financia programas de ayuda en diversas partes del mundo, las críticas tuvieron que ver con dinero recibido el año pasado de países como Oman, Emiratos Arabas y Arabia Saudita, donde las mujeres tienen pocos derechos.

La fundación este año decidió dejar de recibir donativos de naciones extranjeras excepto las de un grupo pequeño de países, en los que no están incluidos los arriba mencionados.