Consejos maternos de Barbara Bermudo

La presentadora de televisión nos cuenta sobre la rutina de arrullos de su nueva bebé

Consejos maternos de Barbara Bermudo
La presentadora de televisión dándole de comer a su pequeña Sofía Andrea./Cortesía
Foto: Cortesía

La mamá de las hermanas Mía Andrea, Camila Andrea y la nueva adición familiar Sofía Andrea, compartió sus consejos profesionales —incluyendo algunas lecciones que ha aprendido a la fuerza— sobre cómo lograr la calma en el hogar para descansar y tener felices sueños.

Sigue leyendo para ver sus consejos de arrullo (anteriormente, esta era la palabra que se usaba en español para lullaby (canción de cuna), y actualmente se usa para describir el proceso de crear el ambiente perfecto para acostar al bebé).

Cuéntanos acerca de tu rutina de arrullo

Los arrullos de nuestras hijas están llenos de amor, besitos y cariños. Apapachadas a lo máximo. A la bebé de la casa, Sofía Andrea, le ponemos ropita de dormir con aroma a lavanda, para que esté bien arropadita y segura. Le damos su chupete si es necesario y la mecemos en nuestros brazos en el sillón, ¡tal como a ella le gusta! Para nosotros, este momento es muy íntimo y nos brinda armonía familiar.

¿Cuáles son tus productos preferidos para la hora de dormir?

Todo depende del gusto personal y de cómo le sienten estos productos al bebé. Tenemos que recordar que la piel de bebé es muy delicada. A través del tiempo y mi experiencia como mamá, un producto que no cambio es la lavanda. He utilizado jabones y lociones de lavanda con todas mis niñas. Si no la has probado, te la recomiendo. El jabón de baño y las lociones de la marca up & up Baby Nighttime son buenas porque ayudan a tranquilizar a los bebés para que tengan dulces sueños.

¿Hay algo que tus hijas tengan que tener para quedarse dormidas?

Nuestras hijas Mía Andrea y Camila Andrea comparten la habitación, y la hora de dormir es igual para las dos. Definitivamente, la lucecita de noche no puede faltar. Hay veces que cambian de peluche favorito o los intercambian entre ellas. Y también tienen cerca su famosa cobijita de cuando eran bebés por si la necesitan. Les cantamos o les contamos cuentos, y eso les encanta.

A la hora de dormir, Mario y yo las llenamos de apapachos, amor y besos. Para Mario y para mí, este momento es el que pone el broche de oro a nuestras vidas y unifica a nuestra familia. En otras palabras, ¡misión cumplida! A descansar.