Biden dice “NO” a candidatura presidencial

Según observadores, la ausencia de Biden es buena noticia para Hillary Clinton, quien lidera en las encuestas pero afronta ataques republicanos y de sus rivales para la nominación presidencial, especialmente Bernie Sanders

Washington.- El vicepresidente Joe Biden anunció este miércoles que no se lanzará como precandidato para la presidencia en 2016, pero advirtió de que su voz no será “silenciada” ante la urgencia de luchar por la clase media y en defensa de los logros de la Administración Obama.

Desde la Rosaleda de la Casa Blanca, Biden explicó en un emotivo discurso que, básicamente, ha tomado la decisión por el duelo que aún atraviesa junto con su familia tras la muerte de su hijo, Beau, en mayo pasado.

“Siempre he dicho, como se lo he dicho a otros, que quizá para cuando terminemos el proceso (de duelo), se cierra la ventana… desafortunadamente, creo que se  nos acaba el tiempo” para una campaña presidencial, dijo Biden, poniendo fin a meses de especulaciones de que sí se lanzaría a la contienda electoral.

Flanqueado por el presidente Barack Obama, Biden enumeró las prioridades que, a su juicio, afronta el país: una reforma migratoria, más ayudas para la clase media, igualdad salarial, y avances en la lucha contra el cáncer.

En ese sentido aseguró que su voz no será “silenciada” y que luchará en los próximos 15 meses para ayudar a promover medidas que “nivelen el terreno” para la clase media.

“Creo que hay posibilidades sin límite para este país”, afirmó Biden, quien no tomó preguntas pero sí recibió ruidosos aplausos.

Biden afrontaba presiones de sus partidarios y de grupos como “DraftBiden 2016” para anunciar de una vez sus intenciones electorales, en las que pesaban las declaraciones de su hijo, quien en su lecho de muerte, le pidió que se lanzara.

“Desafortunadamente, creo que se nos acaba el tiempo, el tiempo  necesario para montar una campaña para ganar la nominación… pero también sé que no podía hacer esto si mi familia no está lista”, afirmó Biden, también acompañado por su esposa, Jill.

Beneficio para Clinton

Según observadores, la ausencia de Biden, de 72 años, del panorama electoral es buena noticia para la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, quien lidera en las encuestas pero afronta no solo ataques republicanos por su gestión al frente del Departamento de Estado –incluido el uso de un servidor personal para su correspondencia- sino también una férrea competencia de sus rivales para la nominación presidencial, especialmente el senador Bernie Sanders.

El consenso es que, al retrasar tanto su anuncio sobre su tercer intento por llegar a la Casa Blanca –lo intentó en 1998 y 2008-, Biden afrontaba ya enormes trabas para recabar dinero y montar una fuerte campaña presidencial, en vísperas del proceso de primarias que comienza en Iowa en febrero próximo.

Respuesta demócrata

Desde la contienda, el exgobernador de Maryland, Martin O´Malley dijo respetar la decisión de Biden, a quien elogió como un hombre “muy bueno y decente que ha prestado servicio” público “de forma noble”, y que ha demostrado fortaleza en momentos de adversidad. A su juicio, la experiencia de Biden hubiese beneficiado a la campaña presidencial demócrata.

En su cuenta en Twitter, Clinton dijo que Biden es un “buen amigo y un gran hombre” y destacó que ella se ha inspirado en el optimismo y compromiso del vicepresidente por “cambiar el mundo para que sea mejor”.

//platform.twitter.com/widgets.jsMás adelante, en un comunicado más elaborado, Clinton elogió la trayectoria personal y política de Biden, a quien atribuyó el haber ayudado a rescatar a la industria automovilística y la economía que estaba al borde de la depresión. “El sigue luchando por salarios más altos, comunidades más seguras, y un mundo más pacífico…todavía queda mucho por hacer y si conozco a Joe, siempre estará en el frente de batalla, siempre luchando por todos nosotros”, puntualizó. Por su parte Sanders tuiteó sus elogios a Biden por promover una agenda para hacer gratis la educación universitaria, combatir la desigualdad económica, eliminar los resquicios en las leyes tributarias, y “proteger la dignidad de todos”.

//platform.twitter.com/widgets.js

Popularidad de Biden como factor político

A lo largo de más de tres décadas como senador por Delaware, Biden se labró un historial de consenso en el Senado en asuntos como la reforma migratoria, los matrimonios homosexuales, y la protección de víctimas de violencia doméstica, entre otros.

Además, con su humor y carisma desde siempre ha sido popular entre la clase trabajadora y los votantes blancos, dos bloques electorales codiciados por los demócratas, que necesitarán ese respaldo político.