Celebra a los muertos

Tradiciones y recetas para ser parte de esta fiesta mexicana

El Día de los Muertos es una fiesta tradicionalmente mexicana para prepararle ofrendas y rendirle homenaje a la vida de nuestros familiares y amigos que ya no están con nosotros, la cual es celebrada por muchos países en América Latina.

Si quieres ser parte de esta celebración, te contamos sobre algunas tradiciones típicas:

Prepara tu altar

Para rendirles un homenaje a los difuntos, la tradición del Día de los Muertos indica que se debe hacer un altar con su imagen y otros elementos simbólicos de estas fechas. Elije una foto del familiar al que quieren recordar y coloquen dos recipientes, uno para el agua y otro para las frutas, que simbolizan energía y una ofrenda de la naturaleza. Decora el altar con calaveras o esqueletos de papel, que simbolizan la alegría de vivir (opta por comprar el papel picado o hacerlo tú mismo). Completa el altar con flores, incienso y velas, todos elementos que representan luz y buena energía.

Ofrendas a tu gusto

Las ofrendas son los regalos que se le dan al difunto, ya que se cree que ese día regresa para celebrar. Entre las ofrendas se incluyen alimentos como el típico Pan de Muertos, decorado con azúcar, platos con ingredientes tradicionales como el mole o los chiles, y un postre como un clásico arroz con leche. Cuando se está horneando el pan, aprovechen para disfrutar de unas ricas enchiladas de pollo al chipotle, mientras recuerdan alguna anécdota simpática sobre el familiar que están homenajeando, antes de hacer la ofrenda.

Baile, risas y recuerdos

Invita a tus familiares cercanos a casa para continuar la celebración todos juntos. Pídele a cada invitado que traiga una foto del difunto y deja que cada uno vaya contando por turnos la historia detrás de la foto. Pueden continuar la velada escuchando y bailando la música favorita de tu ser querido.

shutterstock_63901921

Pan De Muerto

Porciones : 10
Tiempo de preparación : 30 minutos
Tiempo de cocción : 35 minutos

Ingredientes:

1 sobre de levadura activa
1/4 taza de agua (aproximadamente a 125°)
1/2 taza de leche
2 huevos, batidos
1/4 taza de Country Crock Spread, derretida
3 tazas de harina
1/4 taza de azúcar
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita semillas de anís
1 clara de huevo
1 cucharada de agua
1 cucharada de azúcar pintada o azúcar granulada

Preparación:
Mezcle la levadura con el agua tibia en un tazón mediano y déjela reposar hasta que burbujee, aproximadamente 5 minutos. Agregue la leche, los huevos y el Country Crock Spread. Aparte, mezcle la harina, el azúcar y la sal en un tazón grande. Agregue el anís. Haga un pozo en el centro de la harina. Agregue la mezcla de levadura y revuélvala con la harina usando una cuchara de madera hasta formar una masa. Agregue un poco más de harina si la masa está muy húmeda o un poco de leche si está muy seca.

Amásela sobre una superficie enharinada hasta que quede tersa y un poco pegajosa, aproximadamente 10 minutos. Ponga la masa en un tazón grande, ligeramente engrasado. Cubra la masa y déjela esponjar en una lugar tibio hasta que crezca al doble de tamaño, aproximadamente una hora.

Precaliente el horno a 350°. Rocíe una bandeja para hornear con aerosol antiadherente. Amase la masa por 3 minutos sobre una superficie enharinada. Corte aproximadamente 1/5 de la masa y resérvela. Con el resto de la masa forme un pan redondo y póngalo sobre una charola para hornear. Con la masa reservada forme una tira gruesa y córtela en cinco partes iguales. Con una de las porciones forme una bolita y póngala sobre el pan en el centro. Con las otras cuatro porciones forme tiras con bolitas en cada extremo para formar los huesitos. Ponga los huesitos sobre los lados del pan. Cúbralo ligeramente y déjelo esponjar en una lugar tibio hasta que crezca al doble de tamaño, aproximadamente 30 minutos.

Bata la clara con el agua y barnice el pan con esta mezcla. Espolvoree con azúcar. Hornee por 35 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada. Déjelo enfriar sobre una rejilla metálica.

 

shutterstock_53766514

Enchiladas de Pollo al Chipotle

Porciones : 4
Tiempo de preparacion : 25 minutos
Tiempo de coccion : 30 minutos

Ingredientes:

1 frasco (15 oz.) alfredo sauce
1/2 cucharadita de Knorr caldo con sabor de pollo
1/2 taza de agua
1 cucharada de chipotles en adobo
3 cucharadas de cilantro fresco, picado
2 tazas de pollo cocido, deshebrado
2 tazas de queso Monterrey Jack, rallado
4 cucharadas de Country Crock Spread, dividido
12 tortillas de maíz
Preparación:
Precaliente el horno a 375°. Mezcle la salsa, el Knorr  caldo, el agua caliente, los chipotles y el cilantro en un tazón mediano. Unte 1/2 taza de esta mezcla en un molde para hornear de 13 X 9 pulgadas.
Aparte, mezcle el pollo, la otra 1/2 taza de la mezcla y una taza de queso en un tazón pequeño. Derrita una cucharada de Shedd’s Spread Country Crock Spread en una sartén antiadherente de 12 pulgadas a fuego medio alto y fría tres tortillas, volteándolas una sóla vez, por 15 segundos o hasta que suavicen. Déjelas escurrir en un plato forrado con toallas de papel. Repita con el resto de Shedd’s Spread y las tortillas.
Divida la mezcla de pollo entre las tortillas y enróllelas. Coloque las enchiladas, con el lado abierto para abajo, en el molde para hornear. Cubra con el resto de la mezcla y espolvoreé con el resto del queso. Horneé por 25 minutos o hasta que burbujeé ligeramente y el queso se dore. Adorne, si lo desea, con cebolla morada y cilantro picado.