Cargos de asesinato contra madre que arrojó recién nacido por la ventana

La mujer nunca notificó al padre del bebé sobre el embarazo y mintió de un supuesto aborto

La mujer que arrojó a un bebé recién nacido por la ventana de un edificio de El Bronx se declaró  no culpable de varios cargos el jueves en una corte de El Bronx.

Jennifer Berry, de 33 años, fue acusada de asesinato en segundo grado y de homicidio involuntario en primer y segundo grado.

La mujer nunca notificó al padre del bebé sobre el embarazo y mintió de un supuesto aborto. Según los fiscales, Berry dio a luz en el baño del apartamento del novio en University Heights. La mujer arrojó el recién nacido por la ventana y luego le dijo que el sangrado era por su ciclo menstrual.

El cuerpo del bebé fue hallado frente a un edificio. El médico forense dictaminó que el bebé nació vivo y que su muerte fue consecuencia del golpe que sufrió al caer del séptimo piso.

Berry enfrenta 25 años de cárcel si es es hallada culpable.

El padre no fue acusado de ningún cargo por el hecho.