Cuando Nueva York se convirtió en la Capital del béisbol

La Gran Manzana vivió una fiesta inolvidable de orgullo y euforia durante la Serie del Subway
Cuando Nueva York se convirtió en la Capital del béisbol
Los Yankees celebran su Serie Mundial tras vencer a los Mets en la Serie del Subway del 2000. /Getty Images
Los fanáticos de los Mets no habían experimentado esta locura beisbolera desde la memorable e histórica Serie del Subway del 2000, donde los “Amazing” se enfrentaron a los “Bombarderos de El Bronx” en uno de los duelos más recordados de la historia.
Era la época de peloteros que marcaron una generación irrepetible como Mike Piazza, Todd Zeile, Melvin Mora, Robin Ventura, Rey Ordóñez, “Timo” Pérez, Al Leiter y John Franco por los Mets al mando del mánager Bobby Valentine, y Derek Jeter, Andy Pettitte, Jorge Posada,Orlando “El Duque” Hernández, Mariano Rivera, Bernie Williams, entre otros, quienes dirigidos por el piloto Joe Torre derrotaron a sus vecinos 4-2.
La Ciudad y toda el área triestatal vivió una histórica Serie Mundial ya que por primera ocasión dos novenas de casa disputaban el “Clásico de Otoño”. El ambiente de fiesta duró seis días y Nueva York no vivía algo parecido desde que jugaron en 1956 los “Mulos” vs. los Dodgers, ganando los primeros 4-3.
Los dos primeros juegos fueron en la “casa que construyó Babe Ruth”. Para el primer juego estuvieron en la lomita dos lanzadores zurdos: Leiter por los Mets y Pettitte por los Yankees, mientras que los relevistas fueron Armando Benítez por los metropolitanos y Mariano Rivera por los “Bombarderos”.
Joe Torre sorprendió al poner en la segunda base al dominicano José Vizcaíno en reemplazo del venezolano Luis Sojo, quien estuvo en esa posición a lo largo de la temporada.
Los Mets, por su parte, se mantuvieron fieles a la alineación que los había llevado a la Serie Mundial y Valentine confió en el venezolano “Timo” Pérez como primer bate; lo acompañaron en el lineup Alfonzo, Piazza, Zeile Ventura, Agbayani, Payton, Pratt y Bordick.
Torre puso en la alineación abridora a Knoblauch, Jeter, Justice, Williams, Martínez, Posada, O’Neill, Brosius y Vizcaíno.
Las dos mejores novenas
Sin duda fue la serie de las dos mejores novenas de la temporada, pero también fue la rivalidad donde se destacaron dos estrellas: Derek Jeter y Mike Piazza.
Jeter iba por su cuarto anillo con los Yankees y Piazza buscaba dar a los Mets su tercer título de Serie Mundial. Los dos se habían convertido en los rompecorazones de las fanáticas y la Serie del Subway fue la vitrina perfecta para proyectarlos a la categoría de leyendas.
Aunque las encuestas daban como favoritos a los Yankees, muchos tenían la esperanza de que los dirigidos por Valentine pudieran frenar la racha de títulos de la novena de El Bronx, que al final ganaron 4-1.
Derek Jeter fue una de las principales figuras de la novena de El Bronx. /getty images
Derek Jeter fue una de las principales figuras de la novena de El Bronx. /Getty Images
Latinos sobresalientes
Durante esta histórica Serie Mundial brillaron con luz propia una pléyade de jugadores latinos como “El Duque” Hernández, Mariano Rivera, Luis Polonia, José Vizcaíno, Tino Martínez, Luis Sojo y Jorge Posada por los campeones; y Edgardo Alfonso, “Timo” Pérez, Armando Benítez, por los Mets, quienes protagonizaron una serie inolvidable para millones de fans del llamado pasatiempo nacional.
Orlando "El Duque" Hernández celebra el título conseguido. /Getty Images
Orlando “El Duque” Hernández celebra el título conseguido. /Getty Images