Empresario Manuel Cidre se lanza por la Gobernación

Tiene una trayectoria de 40 años en la empresa privada y se destaca como fundador de Los Cidrines
Empresario Manuel Cidre se lanza por la Gobernación
El empresario Manuel Cidre se lanza co nun movimiento independiente

“Vengo a administrar”.

Así se expresó el reconocido empresario Manuel Cidre al anunciar su candidatura independiente a la gobernación de Puerto Rico en las elecciones de 2016.

Aunque había expresado en el pasado su posición sobre asuntos del gobierno, es la primera vez que Cidre incursiona en la política, tras una trayectoria de 40 años en la empresa privada, en la que resalta haber fundado la empresa Los Cidrines, compañía dedicada a productos de panadería y repostería.

En una conferencia de prensa que estuvo repleta de familiares, amigos y allegados, Cidre informó que después de terminar el proceso de vender su parte en la compañía a su familia en septiembre pasado, culminó una reflexión que llevaba contemplando hacía años y decidió formalizar su candidatura a la gobernación sin estar atado a algún partido político.

“Ha llegado la hora de dar un paso mayor”, expresó Cidre. “He participado durante los últimos 13 años, muy activo, en causas empresariales, sociales y comunitarias. Sin embargo, luego de ponderar, analizar y consultar con mi familia… he tomado la profunda y seria determinación de aspirar como candidato independiente a la gobernación de Puerto Rico en las próximas elecciones de 2016”.

“Lo haré dentro de un movimiento político no partidista, enfocado en la administración y lealtad a Puerto Rico y no en agendas particulares”, agregó.

Señaló que su principal objetivo es desligar la administración del gobierno del modelo político partidista, al que culpa por la crisis financiera del Ejecutivo y la situación económica del país en general.

Denunció la falta de transparencia en la gestión gubernamental, además de que en Puerto Rico existe la tasa más baja de participación laboral de todo el hemisferio con un 39% y que el 25% de la población vive bajo el nivel de pobreza, superando todos los estados de Estados Unidos.

“Un mejor Puerto Rico es posible, implementando un plan de desarrollo económico y social, con visión de futuro, viable y ejecutable, estableciendo metas y métricas a corto, mediano y largo plazo”, sostuvo Cidre.

Destacó asimismo, la necesidad de aplicar “prácticas gerenciales de productividad, eficiencia y excelencia como instrumentos en la gestión gubernamental, poniendo la lealtad del gobierno en el bienestar sostenible de Puerto Rico, no de individuos, partidos políticos o agendas particulares”.

Cidre aseguró que su intención de cambiar el ambiente que ha prevalecido en el gobierno comenzará por su campaña electoral, adelantando que renunciará a recibir dinero del Fondo Electoral. También aseguró que limitará las donaciones a su candidatura, con un tope de $1,000 por persona.

Además presentó lo que llamó un “Pacto Ético”, en el que resume una serie de políticas que deberán acatar los funcionarios de su gobierno e invitó a otros candidatos a firmarlo. En dicho documento, enumera una serie de puntos sobre el respeto y austeridad durante la campaña política, eliminación de privilegios tras la elección, transparencia en el financiamiento y control de gastos, y el fomento del desarrollo económico en armonía con el medioambiente.

Asimismo, señaló que de salir electo vivirá en su casa, mientras que La Fortaleza será su oficina y se “optimizará” para atraer turismo, reducirá la escolta al mínimo y donará su salario a un fondo de Educación Especial.

“El terreno político no es mi experiencia y – les digo más – no me interesa”, manifestó. “Vengo a administrar, no hablar de qué y sí a decir cómo”.

Cidre reconoció el reto que significa una candidatura a la gobernación sin contar con una maquinaria como las que tienen los partidos políticos, pero confía en que después de “caminar los 78 municipios” logrará convencer a la mayoría.

Tampoco considera que será un obstáculo para recibir el favor de los votantes el hecho de que no es nacido en Puerto Rico. Cidre nació en La Habana, Cuba, en 1953, pero vive en Puerto Rico hace más de 50 años, país en el que nacieron su esposa, hijos y nietos.

 

Sobre la deuda

Sobre la situación de la deuda pública, Cidre considera que el modelo planteado para resolver la crisis la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) podría ser una opción para atender la debacle fiscal del Gobierno.

“Si yo presento un plan de desarrollo económico coherente, mi próximo paso sería con los bonistas; ver cómo podemos obtener una moratoria en el principal (del préstamo)”, abundó. “No es para guardarlo (el dinero) en el banco… Es para que se inserte, con medidas puntuales de desarrollo económico para que traigan riqueza con la que se pueda pagar la deuda”.

“Ahora, en mi administración incumplir no es una opción”, añadió.

Pese a que es más conocido por su trayectoria en el sector empresarial, por sus negocios y dirigir entidades como la Asociación de Productos de Puerto Rico y la Asociación de Industriales, Cidre considera que podrá atraer al electorado asalariado y otros sectores de la población.

En ese sentido, hizo alusión a su participación en una serie de iniciativas de índole comunitario, como la Compañía para el Desarrollo de la Península de Cantera.

El periodo para la radicación de candidaturas comienza el 1 de diciembre. Cidre tendrá hasta febrero para conseguir 26,000 endosos de electores. También dijo que busca 1,600 personas para que lo representen en los colegios de votación.

Con la entrada de Cidre se amplía la cantidad de aspirantes a la gobernación. En el Partido Nuevo Progresista han anunciado sus intenciones Pedro Pierluisi y Ricardo Rosselló; en el Partido Independentista Puertorriqueño lo hizo María de Lourdes Santiago y en el Partido Popular Democrático, el gobernador Alejandro García Padilla.