El auto impreso en 3D que podrás comprar en 2016

Conoce el LM3D Swim, un vehículo eléctrico cuya producción será una realidad en breve

Un vehículo producto de una impresora termoplástica 3D, hecho por una sola máquina, es algo que parece del futuro. Pues no, este modelo puede salir a la calle tan pronto como el próximo año.

Podría ser un gran avance a mediano plazo. Su chasis se imprime en una máquina que dispara cintas de termoplásticos reforzados de fibra de carbono, al igual que la pasta de dientes sale del tubo.

La compañía Local Motors de Chandler, Arizona, reveló la semana pasada en la feria automotriz SEMA, un nuevo diseño para un vehículo eléctrico de baja velocidad

El vehículo impreso en 3D, apodado el LM3D Swim, se parece bastante a un buggy. La compañía pretende que sea un carro divertido de los barrios cerrados, con una velocidad limitada por ley, a no más de 35 millas por hora.

El diseño ganó sobre una competencia de 60 propuestas presentadas a la compañía. El ganador fue un graduado de la Universidad de Stanford, Kevin Lo, quien lo hizo en su tiempo libre. Pero la compañía espera que a este modelo siga una versión de autopista más robusta, que saldrá a la venta tan pronto como a finales del año siguiente, a un precio de $53,000.

El CEO de Local Motors, Jay Rogers, aseguró que la compañía ya está lista para producir los vehículos para las masas. La empresa está tratando de abrir plantas adicionales en Knoxville, Tennessee, y en el condado de Prince George, en Maryland.