Desalojan a residentes de edificio en Williamsburg por fallas en estructura

Cincuenta residentes fueron evacuados del edificio Bedford Lots
Desalojan a residentes de edificio en Williamsburg por fallas en estructura
Los residentes de este edificio fueron evacuados el pasado martes por fallas en la estructura. Detrás de la propiedad hay varios misterios.
Foto: Google Maps / Google Maps

NUEVA YORK – Los residentes de un edificio lujoso en Williamsburg fueron evacuados de la propiedad por parte del Departamento de Edificios el pasado martes por fallas en la estructura y los pisos de concreto.

Según un reporte de inspectores de la referida agencia, el edificio Bedford Lots tiene “una cuestionable integridad estructural”. El departamento encontró que 3,000 metros cuadrados de la estructura y los pisos de concreto fueron construidos sin los permisos necesarios.

“Es terrible. ¿Por qué harían eso justo antes de las fiestas?”, dijo Cristal Ledesma, una residente del edificio al New York Post. “Ya me estoy comenzando a estresar”. 

Inspectores le informaron a los residentes del edificio, de cinco pisos, que tenían una hora para salir de la propiedad y escribieron en un anuncio que el inmueble  podría poner en riesgo sus vidas.

El edificio tiene una cadena de historias. El complejo de la propiedad fue adquirido en el 2014 por el cuñado del dueño original, el urbanizador Menachem Stark, luego de que su cuerpo fuera hallado calcinado en un basurero de Long Island. 

Antes de esta tragedia, otros incidentes ocurrieron.

Stark había recibido una multa de $19,000 por no asegurar una cerca y por tener a contratistas trabajando sin los permisos necesarios y sin seguridad. Otro contratista del proyecto recibió una multa de $8,000 por no reportar un accidente. En el 2012, mientras se construía el edificio, un trabajador fue apuñalado a muerte en el lugar.

En diciembre del 2013, otro inspector reportó que los residentes se estaban comenzando a mudar al edificio sin siquiera haberse terminado la obra y sin tener un certificado de que se podía ocupar. La ciudad luego volvió a cobrarle una multa al dueño.

Un vocero del Departamento de Edificios se disculpó por haber evacuado a los residentes antes del día de Acción de Gracias. “A pesar de que entendemos la inconveniencia y el estrés que esto le trae a las familias, particularmente en esta temporada de fiestas, mantener a las personas seguras es nuestra principal prioridad”, sostuvo Joseph Soldevere.

Según The Gothamist, la Cruz Roja está ofreciéndole ayuda de emergencia a los 5o residentes de la propiedad.

Lindsay Freeman, quien vivió en el edificio hace un año, criticó a la empresa Stark and Bernat por cobrar alrededor de $5,000 al mes de renta y mantener al edificio en condiciones tan peligrosas. “Me parece terrible. Nueva York es un lugar lo suficientemente difícil para vivir, especialmente cuando uno es joven y apenas está comenzando. Sólo una persona desalmada podría aprovecharse de la gente así”.