¿Rentar o no los parques públicos de Nueva York?

Queens conocido como “The World’s Borough” se ha convertido en un destino principal para el entretenimiento, la cultura y el turismo. Empresas como AEG Live, Madison Square Garden entre otras, han presentado solicitudes para cerrar grandes porciones de nuestros parques por varios días el próximo verano con el fin de acomodar un evento a gran escala que cobrara admisión.

Estamos hablando de Flushing Meadows -Corona Park, que acoge a miles todos los días en el verano para actividades al aire libre. Este parque estaría cerrado al público durante dos semanas en verano.

La verdadera pregunta es un dilema para toda la ciudad. ¿Cuál es la política para el alquiler de parques a expensas del acceso público?. La política de la ciudad no debe ser decidida por una sola aplicación, la política y la investigación de antecedentes públicos deben venir primero.

Dejemos de lado la presion que 75,000 personas – que por cierto desembolsarán más de $300 por boleto y, para ser claros, no a la ciudad sino a las empresas con fines de lucro – colocaría en nuestro sistema de transporte municipal a exceso de capacidad en carreteras e infraestructura.

O la lucha y el congestionamiento al salir de CitiField cuando los Mets juegan en casa, porque las fechas ya programadas para el 2016 coincide con las fechas que propone el festival.

O el hecho de que las organizaciones culturales que residen en el parque – incluyendo el New York Hall of Science, el Teatro de Queens en el Parque, el Museo de Queens y el Zoológico de Queens – tendrían que cambiar sus calendarios de programación pública y transformarse en “ zonas de concentración “ conforme a lo solicitado por las empresas de renombre.

Es sobre el alquiler de enormes porciones de parques públicos a las empresas sin un proceso de revisión pública. Va en contra del principio mismo que nuestros parques públicos son espacios específicamente designados para el acceso y la equidad, para el pueblo y por el pueblo.

Debe haber un compromiso significativo con la comunidad afectada y la contabilidad real de los impactos adversos y residuales en los barrios de los alrededores.

El uso de nuestros parques públicos – especialmente uno tan altamente utilizado como Flushing Meadows – Corona Park – debe ser coordinado y planificado bajo una política de toda la ciudad justa y coherente. La ausencia de uno hace que todo el proceso sea arbitrario e injusto.

Tenemos una prueba de fuego para las políticas públicas en Borough Hall: si es bueno para las familias, es bueno para Queens y, por extensión, bueno para Nueva York. El alquiler de un parque, a expensas de acceso público no pasa esta prueba.

-Melinda Katz es la presidenta del condado de Queens.