Cierran reactor de la planta nuclear de Westchester

Gobernador volvió a expresar preocupación con la planta
Cierran reactor de la planta nuclear de Westchester
Planta nuclear de Indian Point, en Nueva York.
Foto: Getty Images.

Uno de los reactores de la planta nuclear de Indian Point fue cerrado el sábado después que varias barras de control se quedaron sin electricidad. Este es el último de una serie de contratiempos que ha tenido este año la planta ubicada en los suburbios de Nueva York.

El cierre del reactor 2 se produjo sobre las 5:30 pm. Operadores siguieron los protocolos diseñados en los casos en que las barras de control pierden la electricidad.

Según informó la cadena CBS, en un comunicado producido por la Entergy Corp, que maneja la planta, reveló que “la planta fue cerrada con seguridad”, sin embargo no se aclara qué causó el problema de la energía.

“Entergy reportó que ningun tipo de radiación se liberó al medio ambiente”, dijo el gobernador Andrew Cuomo, quien ha denunciado que ha habido demasiados problemas en Indian Point y ha pedido el cierre de la planta.

Miembros del Departamento de Servicios Públicos del Estado se encuentran investigando y controlando la situación en la planta -compuesta por dos reactores- ubicada en la localidad de Buchanan, a unas 30 millas al norte de Manhattan.

El otro reactor de la planta, Indian Point 3, se mantuvo en funcionamiento. Los dos reactores suministran aproximadamente una cuarta parte de la energía utilizada en la ciudad de Nueva York y el condado de Westchester.

La planta ha experimentado una serie de apagones este año. Indian Point 3 fue cerrada en julio -durante un tiempo- después de un problema con la bomba de agua. En junio también se vió forzado a cerrar debido a una alteración eléctrica en un patio del interruptor fuera de la planta.

En mayo, una falla del transformador y un incendio en la parte no nuclear de la planta obligaron un apagado automático de Indian Point 3 que duró 16 días. El fuego fue extinguido rápidamente y no causó problemas de seguridad en el reactor, pero derramó alrededor de 3.000 galones de líquido del transformador en el río Hudson. Los reguladores federales encontraron que los trabajadores de la planta respondieron adecuadamente.

A comienzos de año se presentó un fallo en la alarma del sistema de agua, que llevó a los trabajadores a cerrar uno de los reactores.