Estos son los hospitales donde no te gustaría estar

Estas instituciones tienen altas tasas de SARM, C. diff y otras infecciones peligrosas

Guía de Regalos

Estos son los hospitales donde no te gustaría estar
Se supone que en el hospital te curarás, pero en algunos ocurre lo contrario.
Foto: Shutterstock

Cada año, aproximadamente 648,000 personas en Estados Unidos desarrollan infecciones durante una estancia en el hospital y alrededor de 75,000 mueren por una de estas infecciones, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC). Ese es más del doble de la cantidad de personas que mueren cada año en accidentes automovilísticos.

Para resaltar el creciente problema de las infecciones hospitalarias peligrosas, Consumer Reports recientemente calificó a los hospitales según sus tasas de infección de 2 de las infecciones bacterianas más comunes y letales en los hospitales, SARM y C. diff. También identificamos los 12 hospitales del país que recibieron calificaciones bajas no solo por las infecciones hospitalarias sino también por 3 infecciones más en nuestras Calificaciones. Estas incluyen infecciones después de las cirugías así como infecciones asociadas con catéteres urinarios y catéteres centrales (que son los tubos que proporcionan medicina y nutrientes a los pacientes).

Los 12 hospitales con las calificaciones más bajas tuvieron un mal desempeño en los 5 tipos de infecciones hospitalarias, con base en datos proporcionados a las agencias del gobierno federal entre octubre de 2013 y septiembre de 2014.

medico

“Recibir una mala calificación en las 5 categorías de infección es una señal de advertencia de que el hospital no está enfocando los recursos adecuados en el control de infecciones“, dijo Doris Peter, Ph.D., la directora del Centro de Calificaciones de Salud de Consumer Reports.

Hospitales con calificaciones bajas en prevención de infecciones

Estos son los 12 hospitales con malas calificaciones, listados en orden alfabético:

Ten en cuenta que los CDC publican la información en la que se basan nuestras calificaciones periódicamente a lo largo del año. Los CDC ajustan la información para tomar en cuenta factores como la salud de los pacientes de un hospital, su tamaño y si se trata de un hospital de enseñanza. Lee nuestras Calificaciones completas y más actuales de hospitales así como más información sobre cómo calificamos los hospitales.

Les preguntamos a estos hospitales qué están haciendo para mejorar y por qué sus tasas de infección fueron más altas que el promedio durante el período de reporte de octubre de 2013 a septiembre de 2014. Los 12 hospitales respondieron a nuestras preguntas.

Cómo pueden mejorar los hospitales

Nuestro informe “Cómo puede enfermarte tu hospital“,  reveló la manera en la que los hospitales y los médicos contribuyen a las infecciones adquiridas en el hospital y la resistencia a los antibióticos y lo que los hospitales y pacientes pueden hacer para protegerse de estos problemas.

Específicamente, los hospitales deben tomar estas medidas para evitar infecciones:

  • Seguir el protocolo de control de infecciones que incluye el uso de protecciones como batas, mascarillas y guantes por parte de todo el personal.
  • Reducir el uso excesivo de antibióticos.
  • Contar con un programa de custodia de antibióticos. Esto debe incluir informes obligatorios sobre el uso de antibióticos a los CDC.
  • Reportar con precisión cuántas infecciones presentan los pacientes en el hospital.
  • Informar oportunamente sobre brotes a los pacientes, así como a las autoridades sanitarias a nivel estatal y federal.

Únete a nuestros esfuerzos por detener las infecciones en los hospitales y apoya nuestro trabajo para detener la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos  detener la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos.

Actúa

¿Presentaste una infección mientras te encontrabas en el hospital? De ser así, cuéntanoslo, así cómo lo que hiciste al respecto.

¿Quieres tener mejor atención médica? Ayúdanos a luchar por comida, medicamentos y hospitales más seguros. Cómo puedes ayudar.

– Joel Keehn