México busca suspender beneficios en importaciones de EEUU como respuesta al etiquetado de carne

La Organización Mundial del Comercio (OMC) determinó hoy que Canadá y México pueden imponer sanciones económicas contra Estados Unidos por valor de mil 054 millones de dólares al considerar que la normativa sobre etiquetado aprobada por las autoridades estadounidenses daña a los productores de los dos países

Guía de Regalos

México busca suspender beneficios en importaciones de EEUU como respuesta al etiquetado de carne
Foto: EFE

La Organización Mundial del Comercio (OMC) dio a conocer que la afectación a las exportaciones de ganado mexicano causada por los requisitos de etiquetado de país de origen en Estados Unidos alcanza los $227,75 millones anuales, equivalente a más de 3 mil 700 millones de pesos.

Junto con la afectación causada a Canadá, las medidas de represalia comercial alcanzarán hasta los mil 016.94 millones de dólares estadounidenses anuales.

Ambos gobiernos solicitaron el día de hoy una reunión extraordinaria del Órgano de Solución de Diferencias, con el fin de obtener autorización para la suspensión de beneficios ante la OMC, la cual deberá realizarse durante este mes de diciembre, en Ginebra, Suiza.

“El gobierno de México inició los procedimientos internos necesarios para aplicar la suspensión de beneficios en contra de importaciones de productos agrícolas e industriales procedentes de EEUU, entre los que se consideran manzanas, lácteos, bebidas alcohólicas, productos de higiene personal, entre otros”, informó la Secretaría de Economía.

La medida de represalia se pondrá en marcha a la brevedad y se mantendrá vigente hasta que EEUU cumpla con sus compromisos internacionales en la OMC y elimine la medida de etiquetado de origen en su totalidad.

México “hace un llamado al gobierno de EEUU para que elimine esta medida que, además de discriminar las exportaciones de ganado mexicano, ha afectado severamente la integración comercial del mercado de la región de América del Norte, en la producción de ganado y de productos cárnicos”.

Por su parte, el Gobierno canadiense advirtió hoy que si el Senado de Estados Unidos no deroga “de forma inmediata” la normativa sobre etiquetado de carne de vacuno y porcino, Canadá aplicará sanciones comerciales contra Estados Unidos por valor de más de mil millones de dólares.

“Si el Senado de Estados Unidos no toma una acción inmediata para derogar la política de etiquetado de país de origen para la carne de vacuno y porcino, Canadá tomará rápidamente medidas de represalia”, informó el Gobierno canadiense en un comunicado.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) determinó hoy que Canadá y México pueden imponer sanciones económicas contra Estados Unidos por valor de mil 054 millones de dólares al considerar que la normativa sobre etiquetado aprobada por las autoridades estadounidenses daña a los productores de los dos países.

La decisión de la OMC se produjo después de que Canadá y México denunciaran la legislación estadounidense por discriminar el origen del ganado importado al país.

El Gobierno canadiense añadió que seguirá “trabajando con nuestros socios en Estados Unidos, y en el Senado estadounidense, para solicitar la total derogación de la discriminatoria política para la carne de vacuno y porcino”.

El 20 de noviembre pasado el Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló en contra de los Estados Unidos en una disputa con México sobre el etiquetado del atún. Ante ello, la Secretaría de Economía (SE) informó que el país del norte deberá quitar o modificar el sistema de etiquetado.

“El Órgano de Apelación concluye que los Estados Unidos no ha cumplido con el régimen de etiquetado ´dolphin safe´ para los productos de atún de conformidad con las recomendaciones y resoluciones del órgano de solución de diferencias de la OMC)”, subrayaron las fuentes citando el informe de 144 páginas.

La sentencia de apelación es definitiva y podría llevar a México a reclamar una compensación por las pérdidas millonarias que ha tenido su sector pesquero por más de 20 años.

Ambos países se han enfrentado en un largo contencioso sobre el etiquetado de atún “delfín seguro” bajo el cual, al negarle esa etiqueta, se da un trato menos favorable al producto mexicano, lo cual afecta su comercialización en suelo estadunidense.

“La OMC determinó en definitiva que negarle el etiquetado a la mayoría de exportaciones mexicanas y otorgársela a las exportaciones similares de terceros países, equivale a un trato discriminatorio que ha afectado de manera injusta la competitividad del atún mexicano en el mercado de los Estados Unidos” señaló la SE.

La OMC determinó que las modificaciones realizadas por Estados Unidos respecto a ese etiquetado son restrictivas para el comercio.

Además, no cumplen con los objetivos de ese país de informar al consumidor sobre el daño ocasionado a los delfines durante el proceso de pesca del atún.

El organismo internacional también reiteró el carácter discriminatorio de la medida estadunidense, ya que continúa afectando la competitividad de los productos mexicanos al negarles la etiqueta dolphin-safe.