Llegada de Starlin a Yankees es un hit de Brian Cashman

Brian Cashman logra un gran negocio sin desgastar las finanazas de los Bombarderos

Llegada de Starlin a Yankees es un hit de Brian Cashman
Starlin Castro tiene el talento para brillar en la segunda base de los Yankees. (Getty Images)
Foto: Getty Images

Brian Cashman llegó a Nashville con la consigna de reforzar a los Yankees sin gastar. Con un roster arriba de 217 millones el margen de maniobra del gerente general de los Bombarderos era mínimo, porque tampoco tenía mucho de la cosecha de la casa para negociar.

La misión para hacer milagros no era poca cosa. Buscaban un segunda base, un lanzador estelar y un jardinero.

ENTÉRATE: ¿Sucesor de Derek Jeter? El dominicano Starlin Castro llega a los Yankees

Sin gastar.

Miraron hacia Ben Zobrist quien quería 60 millones y al menos cuatro años. Yankees se retiraron de la mesa para escuchar que Theo Epstein, ‘bestia negra’ de los neoyorquinos en su época con Boston, había ganado la pulseada a Mets y Zobrist se vestía con la divisa de los Cachorros.

Llegado Ben Zobrist a Chicago a Epstein le sobraba Starlin Castro y en cuestión de horas se pusieron de acuerdo y el muchacho dominicano de Monte Cristi, a los 25 años, se pondrá los zapatos de Robinson Cano.

Y todos tan felices.

Castro porque llega a la franquicia más prestigiosa del béisbol. Epstein porque libera 39 millones y Cashman porque hace un negocio en el que cedió a Adam Warren (7-7 y 5.00), un lanzador joven pero con poca actividad en el equipo y claramente sin posibilidades de jugar.

LEE TAMBIÉN: Cuando Nueva York se convirtió en la capital del beisbol

Asume Yankees los 39 millones del salario de Castro que tiene contrato hasta 2019 pero de los que empieza pagando sólo 7,8 millones este año, mientras toman tiempo y se liberan de los salarios de veteranos como CC Sabathia, Carlos Beltrán y Alex Rodríguez.

Firmado por ocho años como un prodigio, en su momento, Castro empezó bateando arriba de .300 y sobre los 200 imparables, sin embargo fue perdiendo piso y este año, tras mudarse del campocorto a la segunda base reencontró su camino y al cierre (en los últimos 44 juegos) bateó para .353 con un OPS de.968.

A Starlin le cambió la vida el surgimiento del estelar campocorto Adisson Russell, un descubrimiento de Joe Maddon, quien por eso le inventó el puesto en segunda base en el que brilló y del que ahora se beneficiarán los Yankees.

Cashman fue lacónico en sus primeras declaraciones. “Castro llena nuestras necesidades en segunda base y mantenemos el foco de ser un equipo que mira hacia delante”, dijo.

Todos hacen cuentas y todos ganan. Los pasados dos años el segunda base de los Yankees -cualquier nombre- ocupó el lugar 29 entre los 30 equipos del béisbol.

TE RECOMENDAMOS

Histórico triunfo de Independiente de Santa Fe en la Copa Sudamericana

Muhammad Ali le responde a Donald Trump sobre su propuesta antimusulmanes

VIDEO: Carlos Vela canta “Las mañanitas” con Mane de la Parra