Miles de obreros marchan para exigir más seguridad en las construcciones

En lo que va de este año se han registrado 16 muertes de trabajadores en toda la ciudad

Miles de obreros marchan para exigir más seguridad en las construcciones
Protesta trabajadores de la construcción
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Ángel Muñoz ya no puede hablar de las malas condiciones de seguridad en su trabajo. Hace tres meses cayó desde un quinto piso de un edificio en construcción y dejó a tres hijos sin su padre. “Ahora la familia los tiene que ayudar. Estamos en el proceso judicial, pero no sabemos todavía cómo terminará”, dijo Luis Muñoz, el hermano de Ángel, quien fue su voz este jueves durante una marcha en la cual los sindicatos de la construcción exigieron mayor seguridad. “Yo les pido a los políticos que den castigos ejemplares y que pidan más seguridad y más clases”.

Luis Muñoz durante la Protesta trabajadores de la construcción
Luis Muñoz durante la Protesta trabajadores de la construcción

Luis, quien es miembro del Sindicato de Carpinteros, protestó junto a más de 10,000 obreros sindicalizados  en los alrededores de la Alcaldía. “Las tragedias en lugares de construcción se han transformado en algo demasiado común”, dijo Gary LaBarbera, presidente del Consejo de Trabajadores de Construcciones y Edificios del Gran Nueva York. “Estamos molestos, y todo Nueva York lo debería estar, con los desarrolladores y contratistas irresponsables que cada vez más están poniendo sus presupuestos sobre los trabajadores”.

De acuerdo a LaBarbera, este año ha habido 16 muertes en lugares de construcción. Las víctimas fueron recordadas en la marcha: trabajadores cargaron 16 ataúdes negros por las calles que rodean a la Alcaldía y luego realizaron una oración y un minuto de silencio. Los organizadores explicaron que 14 de estas muertes sucedieron en construcciones que no contratan bajo las condiciones del sindicato. En estos lugares, de acuerdo a ellos, las condiciones de seguridad suelen ser peores. “En sitios de construcción no sindicalizadas, los trabajadores son explotados todos los días”, comentó LaBarbera.

Tanto los sindicalistas como políticos presentes acusaron a los desarrolladores inmobiliarios que no contratan a sindicalizados de ahorrar dinero cortando las medidas de seguridad. “Ha habido suficiente inacción, suficientes recortes, suficientes muertes”, dijo el concejal Corey Johnson. “No tengo ninguna duda de que el empleo sindicalizado es mejor”.

Además, los asistentes pidieron que se actualicen las normas que regulan el empleo en la construcción. “Las leyes de construcción y vivienda tienen más de 60 años. Hay que cambiarlas y adaptarlas a las necesidades de hoy”, dijo Joseph Cepeda, dirigente de la organización CASA. “Además, hoy los trabajadores indocumentados están más vulnerables, porque no tienen escape. Muchas veces creen que por ser ilegales no tienen derechos y eso no es así”.

Los trabajadores cargaron 16 ataúdes negros por las calles que rodean a la Alcaldía.
Los trabajadores cargaron 16 ataúdes negros por las calles que rodean a la Alcaldía.

En la administración De Blasio aseguraron que ya están preocupados por esta situación. “El reciente empeoramiento de las condiciones de trabajo insegura nos preocupa profundamente, y estamos tomando medidas para asegurarnos que este extraordinario boom de la construcción no ponga a la gente en riesgo”, dijo el vocero del alcalde, Wiley Norvel. “Desde endurecer las reglas a contratar cien nuevos inspectores de seguridad, estamos poniendo a más gente en terreno y estableciendo un estándar más alto para las compañías que realizan este tipo de trabajo”.

Por su parte, la Junta de Bienes Raíces de Nueva York (REBNY), institución que agrupa a los inversionistas del sector, aseguró que sus miembros se comportan de manera correcta. “Ellos hacen una labor ejemplar protegiendo a los trabajadores y al público en algunos de los sitios de construcción más complejos y sofisticados”, dijo John H. Banks, presidente de la REBNY. “Estamos comprometidos para trabajar con el gobierno y las otras partes para desarrollar reformas que mejoren la seguridad”.

La ocasión también fue aprovechada por muchos miembros de sindicato para promover la participación en estas organizaciones. Luis Muñoz, quien dio su testimonio frente a los miles de manifestantes, dijo que en su caso, esto le da seguridad. “Tú comienzas a hacer una sola cosa y no de todo, en mi caso, carpintería. Cuando no estás en el sindicato, haces de varillero, pones concreto, barres. Si estás enfocado en un trabajo, es más seguro”, comentó Muñoz. “Además, en las construcciones de sindicato hay gente dedicada a la seguridad”.

Víctimas hispanas

De acuerdo a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), en 2012 el 60% de las víctimas fatales en la construcción fueron latinos o inmigrantes de otro origen. Un 75% de estas muertes ocurrieron en lugares que trabajan fuera de los sindicatos.