Menor hondureño representado por Letitia James obtiene ‘Green card’

Keybi García consiguió su Tarjeta Verde trás escapar de la violencia y la orfandad en Honduras
Menor hondureño representado por Letitia James obtiene ‘Green card’
Letitia James y Keybi García afuera de la corte de inmigración.

Nueva York— El adolescente hondureño Keybi García, quien fue representado en marzo en el Tribunal Familiar de Brooklyn por la defensora del pueblo, Letitia James, logró su anhelo de obtener una Tarjeta Verde tras huir de su país con otros menores no acompañados.

García escapó de la ciudad de La Ceiba para evitar ser reclutado por el crimen organizado y Las Maras, sanguinarias pandillas que obligan a los menores centroamericanos a participar de sus actividades criminales. El Diario reportó la historia de Keybi y su primo Francisco Ávila (52), un residente de Brooklyn que reclamó la custodia cuando el muchacho fue detenido por autoridades migratorias de Texas en su segundo intento de cruzar la frontera.

La familia de Keybi recurrió a la oficina de James, sin imaginar que ella misma abogaría por su caso ante el juez Adam Silvera en el Tribunal Familiar de Brooklyn. Para entonces, el juez otorgó al chico un estatus migratorio especial (Special Immigrant Juvenile Status), el cuál más tarde le permitió obtener una Tarjeta Verde. La funcionaria acompañó al muchacho a su cita en la corte de inmigración el viernes.

“Tomé el caso de Keybi porque creo firmemente que todo el mundo merece una oportunidad para lograr el sueño americano”, dijo la defensora del pueblo. “Keybi vino aquí por una vida mejor y ahora él tendrá todas las oportunidades para tener éxito en Nueva York, que es una ciudad para todos y debe seguir siendo un faro para el mundo”.

De acuerdo con el Servicio de Inmigración y Ciudadanía, una vez que el menor cumple con todos los requisitos de elegibilidad del Special Immigrant Juvenile Status, es necesario establecer si califica para una Tarjeta Verde.

Keybi enfrentó orfandad y hambre en su país cuando su padre murió de cáncer y su madre lo envió a los 12 años con sus parientes porque era demasiado pobre para cuidar de él.