Creo que deberíamos tomarnos un tiempo…

¿Las cosas con tu pareja no están funcionando como antes? En vistas de preservar la relación, tal vez sea hora de tomarse un descanso

¿Qué debe hacer una persona que se siente descuidada, atascada, despreciada o distanciada de su pareja? Tomarse un tiempo, por supuesto. O al menos pensar en dedicar un período para analizar las cosas.

Mientras que algunos (generalmente las mujeres) piensan que separarse momentáneamente es una decisión extrema, para otros podría ser lo que el doctor debiera preescribir. Si quieres mantener las opciones abiertas o enviarle un mensaje a tu pareja que necesita cambiar su actitud, el tiempo podría funcionar, aunque como un arma de doble filo, ya que podría arreglar las cosas tanto como arruinarlas definitivamente.

Algunas razones para tomarse un tiempo

En primer lugar, ayuda a pensar las cosas. No es simplemente irse y decir “estoy fuera”, sin considerar tus opciones ni los sentimientos de tu pareja. Siempre recuerda que hablar las cosas es primordial. Sin embargo, si nada parece cambiar, es tiempo de activar el plan B: el distanciamiento.

Ya se ha dicho, las razones para pedir o querer un tiempo son diversas, y podrían afectar a las personas de maneras diferentes según el nivel de comunicación y compromiso que tengan.  Algunas de las más comunes son:

Están yendo demasiado rápido (o demasiado lento). Tu pareja puede estar presionando para comprometerse muy pronto, o a la inversa,  puede estar esperando signos de tu parte. De cualquier manera, están recorriendo la ruta a distintas velocidades y mientras más esperen, más se evidenciará.

Las cosas son monótonas. La misma vieja rutina día tras día te está volviendo loca. Tu pareja se rehúsa a cambiar su forma o a intentar algo nuevo. Esto puede poner trabas a tu forma de ser y te hará considerar cuánto tiempo podrás soportarlo. Si ustedes no pueden disfrutar de los hobbies o pasiones de cada uno y explorar otros nuevos juntos, tal vez sea el momento de tomarse un tiempo.

Piensas que ya no hay amor. No hay nada que decir al respecto. Simplemente pasa, por alguna razón, la magia o química que experimentaban inicialmente ha decaído después de la “luna de miel”, y ya no sienten lo mismo. Para ponerlo simple, ya no piensas en tu pareja cuando no están juntos y probablemente puedas pasar largos períodos sin extrañarla.

Ya no hay respeto. No importa lo que digas o hagas, tu pareja ya no escucha ni respeta tus opiniones. Esto es algo difícil de digerir para cualquier estómago, pero piensa por qué esto ha pasado. ¿Has cambiado? ¿Tu ambición ha desaparecido? Piensa bien en esto antes de pedir un tiempo.

Te sientes asfixiada. Tu pareja no te deja sola un segundo. Se aferra a ti todo el tiempo, no te deja hablar por teléfono tranquila ni disfrutar de tu privacidad, porque simplemente no te da lugar. Así que permítete un tiempo contigo misma y, al mismo tiempo, hazle saber que lo necesitas para tu sanidad mental.

No son sexualmente compatibles. Tu disfrutas del sexo de una manera que él no. No hay nada que hacer con eso, cualquiera sea la incompatibilidad, estarás ante un gran problema. El sexo es una parte integral de cualquier relación y si  no pueden disfrutarlo juntos y él no está abierto a hablar sobre ello, algo deberá replantearse.

 

Si piensas que ya se ha perdido el respeto y la comunicación, quizás sea el momento de tomarse un break./Shutterstock
Si piensas que ya se ha perdido el respeto y la comunicación, quizás sea el momento de tomarse un break./Shutterstock

Las reglas del distanciamiento

  •  ¿Cuánto durará el distanciamiento? Piensa en un lapso de tiempo suficiente como para que te ayude a explorar tu relación y el por qué de esta determinación. Dejen en claro que después de este período, se encontrarán para conversar y para ver cómo se siente cada uno. A esta altura tendrás en claro si la relación está para un segundo comienzo o si está destinada al fracaso.
  •  ¿Se corta todo contacto? La frecuencia del contacto debe ser arreglada por ambas partes. Si crees que no debe haber contacto alguno, déjalo bien en claro. Por otra parte, si crees que deben hablar una vez a la semana para ver cómo van las cosas, hazlo.
  •  ¿Pueden ver a otras personas? Dependiendo de las razones de la separación, no querrás que haya malas interpretaciones en este aspecto. Debes darte cuenta de que si decides salir con otras personas tu pareja podría hacer lo mismo.

 

Fuente: enplenitud.com