¿En qué consiste la dieta paleo?

Los vegetales y las carnes son la base de esta dieta copiada del hombre de las cavernas

La dieta paleolítica, alias paleo, está basada en la alimentación que había en la Edad de Piedra, período llamado “Paleolítico”. Durante esa época los hombres consumían solo lo que era proporcionado por la naturaleza, frutas, carne de animales y verduras.

Según adeptos a este tipo de alimentación, es muy beneficioso para la salud porque el cuerpo humano no se encuentra diseñado para el consumo de toda la gama de alimentos que puedes conseguir en la actualidad (lácteos, cereales y legumbres), siendo este el motivo de la epidemia de enfermedades que han aparecido en los últimos años.

Alimentos permitidos

La dieta paleo permite solo el consumo de alimentos naturales e integrales, es decir, alimentos sin procesamiento y saludables que existían durante la etapa paleolítica.

Aunque parezca increíble, la selección de alimentos es muy variada y puede ser combinada según tus gustos:

  • Aceites saludables y grasas: aceite de coco, aceite de oliva virgen extra, grasa animal, manteca de cerdo.
  • Especias y sal: sal marina, cúrcuma, pimienta, ajo, romero.
  • Semillas y frutos secos: semillas de calabaza, avellanas, nueces y almendras.
  • Tubérculos: nabos, batatas y patatas.
  • Verduras: pepinos, tomates, brócoli, cebollas, col rizada y zanahorias.
  • Fruta: arándanos, fresas, uvas, aguacates, plátanos, peras, manzanas y naranjas.
  • Mariscos y pescados: atún, mejillones, sardinas, salmón, gambas y truchas.
  • Carne: cordero, cerdo, ternera, pavo y pollo.

Todas aquellas personas que no quieren continuar una estricta dieta paleo, se les es permitido el consumo moderado de tocineta, algunos cereales sin gluten y mantequilla. Igualmente, es posible el consumo de pequeñas cantidades de chocolate negro y vino tinto.

Ningún alimento procesado es aceptado en este tipo de dietas./Shutterstock
Ningún alimento procesado es aceptado en este tipo de dieta./Shutterstock

Alimentos prohibidos

La dieta paleo no aconseja el consumo de alimentos “modernos” por ser la supuesta causa de las enfermedades de hoy en día, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

Por lo antes expuesto, se prohíbe el consumo de:

  • Alimentos procesados: cualquier producto artificial, elaborado en una fábrica.
  • Grasas trans.
  • Azúcares: jugos de fruta, caramelos, helados, bebidas gaseosas.
  • Cereales y derivados: pasta, pan, cebada, escanda, centeno y trigo.
  • Aceites vegetales refinados: girasol, soja, semillas de uva, aceite de canola.
  • Legumbres: judías, lentejas, garbanzos.
  • Productos lácteos: yogur, queso y especialmente lácteos bajos en grasas.
  • Edulcorantes artificiales:acesulfamo-k, aspartamo, sucralosa, ciclamato y sacarina.

Debes leer siempre la lista de ingredientes de todo lo que compras, pues es la única manera de evitar el consumo de estos alimentos perjudiciales y nocivos para tu salud.

Bebidas permitidas

Sin lugar a dudas, la bebida referencial es el agua.

Para los fanáticos de la cafeína, el café y el té no deberían ser incluidos en la dieta paleo, pero su consumo se encuentra extendido, y la mayoría de las personas pasa por alto esta norma y los consume.

La dieta paleo desaconseja consumir más de tres comidas diarias, pero si el hambre te acecha entre comidas, puedes tomar una fruta, huevos duros, un puñado de frutos secos o incluso las sobras de la cena anterior.

¿Qué te parece esta dieta? Está fundamentada en una filosofía natural, así que puedes intentarla.

 

Fuente: http://nutricionsinmas.com/dieta-paleo/