Declaran no culpables a tres hispanos acusados de provocar fuego en 1980

Pruebas científicas ayudaron a exonerar a los acusados

Declaran no culpables a tres hispanos acusados de provocar fuego en 1980
Amaury Villalobos celebrando con su esposa luego de salir de la Corte.
Foto: Valeria Ricciulli / Valeria Ricciulli

Pasaron 34 años para que tres hispanos de Brooklyn demostraran que no fueron los responsables de provocar un incendio en un edificio de Brooklyn. En el siniestro murieron seis personas.

William Vásquez , Amaury Villalobos y Raymond Mora fueron condenados en 1981 después que la propietaria del inmueble, Hannah Quick, testificara contra ellos. Vásquez y Villalobos pasaron 31 años tras las rejas hasta que en 2012 fueron puestos en libertad condicional. Mora falleció en prisión en 1989.

En aquel entonces, los hombres fueron acusados de homicidio culposo. Según Mark Hale, fiscal asistente de Brooklyn, la acusación se hizo únicamente con base a los testimonios “inconsistentes y contradictorios de Quick”.

William Vasquez (65), hablando sobre su declaración de inocencia. Vásquez perdió su visión en la cárcel.
William Vasquez (65), hablando sobre su declaración de no culpable. Vásquez perdió su visión en la cárcel.

Antes de morir en el 2014, Quick dijo repetidas veces que su testimonio era falso y que los hombres no eran culpables.

El miércoles, el juez Matthew J. D’Emic de Brooklyn declaró la no culpabilidad de los tres hombres y retiró todos los cargos. Vásquez y Villalobos estuvieron presentes en la corte junto a sus familias.

Los fiscales dijeron que la evolución en el estudio de incendios ayudó a acumular evidencia para investigar el caso más a fondo.

Según la fiscalía, nunca se hallaron sustancias acelerantes en la escena y la “investigación científica logró desmentir la culpabilidad de los tres hombres”. Expertos en incendios llegaron a la conclusión de que el incendio fue un accidente.

Los seres queridos de los tres hombres se regocijaron al oír el veredicto del juez D’Emic sobre la no culpabilidad de los implicados.

La hija de Raymond Mora sujetando la foto de su padre, quien murió en la cárcel. A su izquierda, su madre.
La hija de Raymond Mora sujetando la foto de su padre, quien murió en la cárcel. A su izquierda, su madre.

“Después de 33 años, finalmente pude comprobar que no soy culpable”, dijo Villalobos, de ascendencia puertorriqueña. “Ahora voy a disfrutar mi vida”.

Vásquez y Villalobos fueron liberados hace dos años, pero no se les habían retirado todas las acusaciones. Villalobos informó a El Diario que presentó 15 mociones para probar que no era culpable.

“Siempre creí en su inocencia”, dijo Ernesta Villalobos, su esposa, quien tuvo que criar a sus hijos sola.

Vásquez, quien ahora es invidente, dijo que no siente remordimiento en contra de Quick, la mujer que lo culpó del crimen. “El odio no recupera nada. Todos cometemos errores, ella cometió un error y yo tuve la mala suerte de pagar por ello”, dijo Vásquez, quien ahora tiene 65 años.“Perdí la visión pero ahora soy un mejor hombre, aprovecho más la vida”.

 

Una familiar de Villalobos sujeta un recorte de periódico de los años 80 en el que se muestra a los tres hombres.
Una familiar de Villalobos sujeta un recorte de periódico de los años 80 en el que se muestra a los tres hombres.

“Si me muero hoy, puedo irme a mi tumba y descansar en paz, le doy gracias a Dios“, añadió Vásquez.

Janet Mora, la viuda de Raymond Mora, se hizo presente en la Corte con su hija, quien tenía siete años cuando encarcelaron a su padre.

Con lágrimas en los ojos, Eileen Mora dijo que su “padre era un hombre bueno. no hay mejor regalo de Navidad que decir que mi padre no es culpable y que ahora todo el mundo lo sepa”.

Con las tres exonoraciones, ya son 17 las condenas equivocadas que han sido revocadas desde que Ken Thompson asumió como fiscal de distrito de Brooklyn en 2014.