Plan de rezonificación queda en manos de la Comisión de Planificación

Más de 90 personas testificaron en audiencia pública

Con más detractores que seguidores se desarrolló el miércoles una larga audiencia pública donde se discutió el Plan de Zonificación propuesto por el alcalde Bill de Blasio.

El plan obliga a los desarrolladores a construir entre un 25% a 30% de viviendas de renta asequible. Sin embargo, la ambiciosa propuesta no convence a muchos, especialmente por lo alto del ingreso económico exigido para que las familias pobres califiquen.

Con más de 90 testimonios, la audiencia se realizó en el Museo del Indio Americano en el Bajo Manhattan ante los 12 miembros que conforman la Comisión de Planificación de la ciudad. Ésta tendrá su propia votación sobre el plan -en febrero- antes de que éste sea puesto a votación en el Concejo a principios de abril de 2016.

Hay más preguntas que respuestas, testificó el presidente de El Bronx Rubén Díaz Jr., uno de los más fuertes opositores al plan. “No sabemos si hay plazas escolares suficientes para los niños cuando sus padres se muden a las unidades asequibles”, dijo.

Además de mencionar que tampoco se conoce el impacto que traerá en el área de transporte y servicios adicionales para las personas mayores.

Según la propuesta, entre el 25% a 30% de las unidades para rentar estarían disponibles para las familias de tres que ganen en promedio  de $46,620 a $62,150 anuales.

Leonilda Suárez calificó como “terrible” el plan. Ella, residente de El Barrio desde hace 27 años, decidió acudir a la audiencia para escuchar la opinión de otros residentes. “La definición de unidades económicas no existe para los miembros de nuestra comunidad. Con lo que exigen de entrada, nunca vamos a calificar”, recalcó la mujer.

Tanto el alcalde Bill de Blasio como la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark Viverito han dicho que los planes están propensos a sufrir modificaciones antes de la votación del Concejo.

El alcalde y sus asesores han argumentado que la ciudad podría hacer reducir los costos de alquiler con respaldo de subsidios de los contribuyentes -$8.2 millones en 10 años- según lo establecido en el plan global de la vivienda del alcalde. El objetivo es  crear 80 mil nuevos apartamentos para familias de bajos y moderados ingresos, además de preservar otros 120 mil  para el 2024.

La concejal Rosie Méndez, representante por el distrito 2 en el Bajo Manhattan, dijo que “cualquier unidad que se construya debe ser permanentemente económica. Muchos de los ancianos viven de entradas económicas que no son fijas y eso les dificulta subsistir”.

El plan de zonificación del alcalde ofrece a los constructores más libertad para construir edificios más altos que los permitidos con las actuales restricciones.

La vicealcaldesa de Desarrollo Económico Alicia Glen, explicó que las comunidades tienen que entender que es un cambio de juego fundamental. “Para que se pueda construir un edificio, si alguien quiere sacar un permiso tendrá que construir viviendas asequibles. Esto es un cambio de paradigma fundamental en la forma en la que vamos a ver los barrios crecer con el tiempo”.

Los opositores – dentro de los que están las juntas comunitarias locales- dicen que también están preocupados por los planes de zonificación del alcalde porque podrían acelerar la gentrificación y empujar la salida de residentes de bajos ingresos.

“Creemos que hay otras maneras de conseguir una vivienda asequible”, dijo Lynn Ellsworth  miembro de New Yorkers for a Human Scale City.

Los miembros de la Comisión dijeron que después de la audiencia pública están abiertos a considerar cualquier tipo de cambios.

El alcalde tiene la autonomía de vetar la decisión del Concejo.

Propuestas básicas

Vivienda Inclusivas Obligatorias:

Requeriría que nuevas construcciones en ciertas áreas incluyan viviendas asequibles.

Zonificación para Calidad y Asequibilidad:

Actualizaría los códigos existentes para permitir el aumento de la altura de los edificios y eliminaría algunos requisitos de estacionamiento, entre otros cambios, para que sea más fácil la construcción de viviendas asequibles.