Columna Combate: La presión consumista en el boxeo busca a su nuevo diamante

Guía de Regalos

Columna Combate: La presión consumista en el boxeo busca a su nuevo diamante
Félix “El Diamante” Verdejo es la nueva promesa del boxeo puertorriqueño.
Foto: Archivo / Top Rank

Urgencia (banal) por fabricar estrellas. Afán (prescindible) de inventar ídolos. Matrimonio perfecto del deporte de masas, abrazado al universo multimediático, y la ambición sin límites de los usufructuarios del deporte vestidos de empresarios.

La reflexión surge después de escuchar a un sector del periodismo de Puerto Rico reclamándole a Félix “El Diamante” Verdejo que empiece a enfrentar a grandes rivales.

Puesto que ya tiene 19 peleas y 22 años y sin mediar un plan de desarrollo con un médico deportólogo de por medio, el chico tiene que ir pronto al matadero.

El asunto es darle gusto a la horda consumista.

LEE: Tras su impresionante nocaut: A subir de nivel Félix Verdejo

Desde hace diez años un sector mayoritario de la prensa mexicana metía leña al fuego cada día, reclamando que ‘Canelo’ Álvarez llegara a ser una superestrella, aunque estaba en plena etapa de aprendizaje y como el pecoso tapatío no le encontraba el punto al caldo se saciaban en él con toda clase de adjetivos ofensivos.

Debieron pasar largos años y ahora recién cumplidos los 25, “Canelo” tiene todas las respuestas y es la estrella que estaban esperando.

¿Y por qué tanta prisa? Porque necesitaban algo para vender. Los corroía la urgencia de fabricar un ídolo en un momento en que  Juan Manuel Márquez, arriba de 35 años, era la gran figura.

Lo que pasó con ‘Canelo’ en México empieza a pasar con “Diamante” Verdejo en Puerto Rico. Visto que Miguel Cotto parece listo para irse del boxeo y que ya no tiene cómo saciar las fauces del consumismo, es asunto de interés nacional poner a otro para llenar más capítulos de la comedia de los juguetes rotos.

Esté listo o no, importa poco.

Mira: Félix Verdejo se lastima la rodilla y comparte divertido video

Si no da el peso, lo engordan y si es muy grandulón lo ponen a dieta, pero el tema es que suba al cuadrilátero, [esté listo o no], y produzca millones para saciar a la bestia devoradora de figuritas inventadas.

Todos los días los seguidores del boxeo nos preguntan por Prichard Colón,  quien se encuentra en estado de coma en una clínica de Atlanta y mientras la familia sufre el drama de su hijo, los empresarios gestores de aquella cartelera no dan la cara para aliviar en algo la tragedia.

LEE: Púgil boricua Prichard Colón sigue en estado de coma

Luego la seguimos.