NYPD tras prófugo acusado de disparar contra su esposa en Navidad

La policía extendió la búsqueda de Rafael Herrera a estados cercanos a Nueva York y a la frontera con México

NYPD tras prófugo acusado de disparar contra su esposa en Navidad
La casa en donde Rafael Herrera disparó contra su esposa frente a sus hijos menores.
Foto: Zaira Cortés / El Diario

Nueva York— La Policía de Nueva York sigue tras la pista del mexicano Rafael Herrera (37), acusado de disparar a su esposa Yadira Saavedra Perea (27) frente a sus hijos menores en Navidad. La uniformada informó que la búsqueda del sospechoso se extendió a la frontera con México.

La mañana de hoy, el sector de Williamsbridge seguía conmocionado por lo ocurrido en el 967 Este de la calle 220. El silencio y la tranquilidad en las calles aledañas a la vivienda no acallaron la intranquilidad de los vecinos.

“Mi familia oró anoche por esa pobre madre. Fue muy triste estar todos reunidos frente a un hermoso árbol de navidad, mientras esa mujer lucha por su vida”, dijo Joseph Zepeda (38), residente del área. “No puedo creer lo que hizo ese monstruo, no sé cómo pudo disparar a la madre de sus hijos. Qué desalmado, no tiene perdón de Dios”.

Zepeda calificó como “un tremenda impresión” cuando los oficiales de policía rodearon la modesta vivienda en la intersección de la calle 220 y la Avenida Paulding. En el patio trasero se encontraban algunos juguetes, pero la entrada estaba asegurada con un candado. Un par de letreros de “No entre” y “Propiedad Privada” en la cerca no disuadió a algunos vecinos de acercarse a la propiedad.

Fotografía de Rafael Herrera distribuida por el NYPD.
Fotografía de Rafael Herrera distribuida por el NYPD.

Qué pena saber que algo tan horrible pasó en Navidad”, dijo Anita Cordero (68), una parroquiana de la iglesia St Thomas Syro Malabar Catholic Church, situada a una cuadra del lugar. “Vi todo en las noticias, es imperdonable. Esos niños debieron estar llenos de alegría y paz, no de dolor  causado por la mano de su propio padre”.

Herrera le disparó en el cuello a Saavedra la mañana de Navidad en su casa de El Bronx, cuando le pidió el divorcio después de un matrimonio de 12 años. Mientras la mujer era sometida a una segunda cirugía en un hospital del área para salvarle la vida, la policía continúa la búsqueda del agresor. La uniformada sospecha que el sospechoso pudo dirigirse a México, en donde vive su madre.

Algunos vecinos dijeron que Herrera es original del estado de Puebla, pero la policía no confirmó esa información.

“Es prematuro hablar de un caso de violencia doméstica sin toda la información disponible, pero por la pesquisa preliminar, este podría ser un incidente relacionado con la violencia de género”, dijo Cecilia Gastón, presidenta del Violence Intervention Program (VIP). “Generalmente la violencia en la relación de pareja escala hasta alcanzar un punto fatal. Una tragedia como esta debe recordarnos que ningún esfuerzo por prevenir y denunciar el abuso es en vano”.

Gastón recordó que en casos de violencia doméstica que llegan a un punto fatal, comúnmente parientes, amigos y miembros de la comunidad sabían del abuso, pero no intervinieron.

La activista recordó el caso de la mexicana Viridiana Victorio, quien fue apuñalada frente a sus tres hijos por su esposo Ángel Ríos en 2013, en Queens.

Los miembros de su comunidad sabían del abuso, pero hicieron muy poco aislarla de esa situación”, dijo Gastón. “Una intervención temprana significa salvar una vida o evitar que una vida este en riesgo”.

La casa de Yadira Saavedra Perea lució solitaría la mañna del sábado.
La casa de Yadira Saavedra Perea lució solitaría la mañna del sábado.

Herrera baleó a su esposa frente a sus dos hijos de 8 y 10 años y la dejó sangrando con los chicos llorando mientras escapaba.

La cacería humana emprendida por la policía incluye la distribución de una fotografía del sospechoso en los estados cercanos a Nueva York y en la frontera con México. Según el Daily News, Herrera también tiene familia en Maryland.

La mañana del sábado, Saavedra aún tenía una bala alojada en el cuello que los médicos le retirarían con una segunda cirugía. La mujer fue sometida a una primera operación el viernes para extraerle una bala del brazo.

“Se siente un poco mejor”, dijo su hermano Sergio Saavedra Perea al Daily News. “Los médicos dijeron que ella está mejor”.

De acuerdo con el rotativo, el hermano de la víctima dijo que Herrera habría amenazado a Saavedra antes. “Nunca creí que haría esto”, sostuvo.

“Mi hermana siempre me dijo que él nunca la ayudó  con los gastos de la familia” dijo Miguel Saavedra Perea, otro hermano de la víctima.

Trascendió que Herrera aportaba sólo $100 a la semana y nunca hizo caso a los dos niños. Al parecer, el sospechoso creció en México con los hermanos de la víctima.

La última vez que Herrera fue visto vestía una sudadera azul y pantalones vaqueros azules. La policía de Nueva York está pidiendo la ayuda del público para arrestarlo. Si usted tiene información útil puede llamar a la línea Crime Stoppers al (800) 577-TIPS. Todas la llamadas son anónimas.