El 2016 será un año tenso entre el Alcalde y el Concejo Municipal

De Blasio y los concejales podrían chocar en temas como la vivienda y la reforma policial

El 2016 será un año tenso entre el Alcalde y el Concejo Municipal
De Blasio, Mark-Viverito y los concejales han tenido, hasta el momento, una relación cordial.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York- Luego de dos años relativamente pacíficos, una serie de temas controversiales podrían hacer más difíciles en 2016 las relaciones entre el alcalde Bill De Blasio y el Concejo Municipal, que encabeza Melissa Mark-Viverito. Y es que el próximo año deberán discutirse iniciativas en las que el poder legislativo y la administración tienen severos desacuerdos.

Una de las iniciativas más complicadas de aprobar, según explicó el sitio Político New York, serán las que tienen que ver con viviendas, un tema primordial para el Alcalde quien se planteó como meta conservar y crear 200,000 unidades asequibles de aquí a 2024. A pesar de que la mayoría demócrata y De Blasio están de acuerdo en la importancia de este tema, las leyes que está promoviendo el mandatario fueron rechazadas por gran parte de las juntas comunitarias de la ciudad.

De Blasio propuso la Ley de Vivienda Inclusiva Obligatoria, la que obliga a nuevos desarrolladores a tener porcentajes de viviendas asequibles. A su vez, el Alcalde propuso otra norma que permitirá más desarrollos, todo esto bajo el contexto de las nuevas rezonificaciones que se están estudiando. Mark-Viverito declaró estar a favor de la primera y todavía no se ha manifestado respecto a la segunda, pero muchos concejales ya la han criticado en base a las características de su distrito.

En otra área legislativa, miembros del Concejo Municipal intentarán presionar a favor de una reforma policial, la que no es apoyada por Di Blasio ni por el comisionado de Policía Bill Bratton. Concejales como Jumaane Williams y Antonio Reynoso tienen una propuesta, llamada la Ley de Derecho a Saber, que obligaría a un policía a obtener consentimiento antes de revisar a una persona. Además, los agentes deberán identificarse frente a sospechosos en una detención y entregar una tarjeta de presentación. La presidenta del Concejo aún no se ha pronunciado sobre esta ley.

A estos temas se suman dos relacionados con el transporte. Por un lado, se ha reportado que De Blasio intentará prohibir o limitar los carruajes de caballos en la ciudad, punto que fue parte de sus promesas de campaña, pero que genera gran rechazo en el Concejo Municipal.

Finalmente, la administración deberá decidir cómo procede con Uber. El próximo mes se debería publicar el estudio de tráfico y congestión respecto a estos servicios y, luego, De Blasio deberá decidir si promueve limitaciones temporales para este tipo de vehículos, propuesta que también generó rechazo y controversia este año que termina.