Alcalde lanza plan para mejorar refugios para desamparados

Bill de Blasio emprende la acción luego de una auditoría del contralor Scott Stringer que descubrió graves violaciones en estos lugares
Alcalde lanza plan para mejorar refugios para desamparados
Según el reporte, de 101 refugios inspeccionados al azar, el 87% amenaza la salud de sus ocupantes.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York—  El alcalde Bill de Blasio anunció este miércoles un “plan sustancial” para identificar y corregir problemas graves en los refugios para desamparados de la Ciudad, una acción que coincide con un informe de la oficina del contralor Scott Stringer, que reveló supuestas condiciones deplorables en algunos de estos lugares de acogida.

De acuerdo con la auditoría de Stringer, los refugios para familias se han convertido en sitios de miseria y plagados de violaciones graves. El reporte advierte que, de 101 unidades de vivienda temporal inspeccionadas al azar, el 87% amenaza la salud de sus ocupantes.

La investigación, divulgada en diciembre de 2015, encontró 1,8704 violaciones abiertas (en investigación y supervisión) del código de vivienda, que incluyen infestaciones, pintura con plomo, moho, ventanas rotas y detectores de humo defectuosos. Más de la mitad – 53% – de los apartamentos estaban repletos de ratas y otras plagas.

Segú registros obtenidos por el Daily News, el número de “incidentes críticos” -ataques potencialmente mortales contra empleados y ocupantes- en todos los refugios de la Ciudad se incrementaron en el último año de la administración del ex alcalde Michael Bloomberg y continuó en el primer año del gobierno de Bill de Blasio.

El número de incidentes de esta clase aumentaron de 504 en 2012 a 978 para en 2014, un incremento de casi el 64%. Sin embargo, el número se redujo a 783 en 2015.

Debido a muchos de estos problemas, es que algunas personas sin hogar prefieren las frías aceras que enfrentarse al riesgo de pasar una noche en un refugio de la Ciudad.

Estamos hablando de condiciones de vida obscenas aquí en Nueva York”, dijo Stringer en una conferencia de prensa. “Estas familias viven una pesadilla diaria rodeados de pintura descascarada, ventanas rotas y compartiendo el espacio con roedores, cucarachas y otras plagas”.

Grifos rotos, paredes con agujeros, fugas de gas y las salidas de emergencia bloqueadas fueron parte del horror que reportaron inspectores para la auditoría de Stringer.

En respuesta, de Blasio anunció que su plan corregirá las violaciones y problemas graves en los sitio de acogida.

Durante décadas nuestros refugios no han sido lo suficientemente seguros o lo suficientemente limpios, y eso es simplemente es inaceptable”, dijo de Blasio, agregando que “yo no quiero que nadie se niega a entrar a un refugio para desamparados debido a las malas condiciones”.

El mandatario dijo que la ciudad “ha tomado medidas para mejorar las condiciones, pero como resultado hemos aprendido que se necesita más”.

El plan del Alcalde financiará un programa de “respuesta rápida” para contratar proveedores, por medio de Departamento de Desarrollo y Preservación de la Vivienda, para hacer reparaciones inmediatas.

La ciudad también dedicará $2 millones para una línea de quejas enfocada en los refugios familiares, con la promesa de que los inspectores supervisarán los sitios y darán seguimiento a las reclamaciones dentro de las primeras 24 horas.

El Alcalde también empujará un mayor esfuerzo por parte de inspectores de la Ciudad para realizar visitas sin previo aviso a los refugios familiares en toda la ciudad.

Trascendió que la próxima semana, Steven Banks, comisionado de la Administración de Recursos Humanos, se reunirá con los proveedores de refugios sin fines de lucro para obtener una perfil detallado de sus necesidades de mejoras y mantenimiento a largo plazo.

La respuesta del alcalde coincide con la reveladora auditoría de Stringer y el cuestionamiento del gobernador Andrew Cuomo.

No podemos tener personas que se quedan en las calles, porque las calles son mejores que los refugios”, dijo Cuomo el lunes, según citó el Daily News. “Hablé con un proveedor sin hogar esta mañana y me dijo: ‘Es cierto, las personas sin hogar tienen razón. Los refugios son más peligrosos’. Es inaceptable”.

De Blasio ha enfrentado presión para solucionar la creciente población de desamparados en la ciudad, lo que se agrava conforme descienden las temperaturas.

El número de personas sin hogar en refugios pasó de 53,000 cuando asumió el cargo a de 58. 000, según cifras oficiales.

No sólo el contralor Stringer advirtió de las malas condiciones en los refugios. A principios del año pasado, el Departamento de Investigaciones de la Ciudad también descubrió numerosos violaciones del código de vivienda en los lugares de acogida.

Pero los esfuerzos del Alcalde fueron cuestionados por el contralor.

“Mientras que la Ciudad ya tiene un ‘escuadrón interinstitucional de la reparación en los refugios,’ nuestro análisis indica que esto no es suficiente”, dijo Stringer.