El petróleo no encuentra fin a su caída de precio

Se calcula que el año pasado cada conductor ahorró $550 por la rebaja de la gasolina

Guía de Regalos

El petróleo no encuentra fin a su caída de precio

El petróleo ha comenzado el año mucho peor de lo que cerró el anterior. En un día de altibajos en los mercados internacionales el barril de crudo WTI cerró el lunes a $31.41, una bajada de algo más del 5% y llegando a cotas que no se alcanzaban en los últimos 12 años. En lo que va de año, el barril de petróleo ha caído un 10%.

La fuerte oferta en un mercado en el que se ha reducido drásticamente la demanda está haciendo mucho daño a los productores del llamado oro negro. Tanto países como empresas están haciendo recortes en sus presupuestos y plantillas para lidiar con unos elevados costos de producción que no se sostienen con los precios que se pagan en los mercados internacionales. La caída del precio, que empezó a mediados de 2014 no hace más que profundizarse y de hecho varias firmas de inversión como Morgan Stanley creen que es posible un escenario de precios que ronde los $20 por barril.

Parte del problema del crudo llega de China, donde la demanda está a la baja debido al menor crecimiento económico. Pero también la fortaleza del dólar es un aliado en contra del precio del barril ya que una divisa más cara (en la que cotizan las materias primas) disuade a los compradores.  La posible finalización de las sanciones a Irán, otro gran productor, solo añade preocupación a los productores sobre todo a los estadounidenses a quienes el actual precio les hace difícil mantener la producción.

Pero la historia que se escribe en tono de drama para los productores de crudo es una gran noticia para los conductores, sobre todo los estadounidenses cuya gasolina está muy poco penalizada fiscalmente y, a diferencia de los europeos, notan rápidamente la rebaja de los combustibles.

Según la AAA, ex Asociación Americana Automovilística, los precios de la gasolina siguen cayendo y el lunes la media nacional era de $1.97 por galón. Es el costo más barato desde marzo de 2009. Eso sí, en California, por la situación de las refinerías, se paga mucho más ($2.86) y es junto con Hawaii el estado más caro para los conductores.  Con todo, y según los cálculos de la AAA, el año pasado los automovilistas ahorraron más de $115,000 millones en gasolina comparado con 2014, una media de $550 por conductor.