Sigue prófugo el quinto sospechoso de violación en Brooklyn

Cuatro sospechosos ya recibieron el lunes cargos criminales de abuso sexual
Sigue prófugo el quinto sospechoso de violación en Brooklyn
El video de una cámara de seguridad muestra a los sospechosos dentro de una bodega.
Foto: Video

El Departamento de Policía (NYPD) sigue buscando a un quinto sospechoso de violar a una adolescente en un parque de Brooklyn el pasado jueves.

El lunes surgieron nuevos detalles sobre el caso, como que el padre de la joven de 18 años que fue abusada sexualmente se encontraba borracho, según declararon algunos testigos.

“Se estaba balanceando de lado a lado. Me dijo ‘préstame tu teléfono’, y le dije que no”, dijo un trabajador del Zaida Deli and Grocery. 

Cuatro sospechosos ya recibieron el lunes cargos criminales de abuso sexual luego de ser interrogados por policías de la Unidad de Víctimas Especiales de Brooklyn.

No me dijo que era una emergencia o ‘necesito llamar a la Policía’ porque de ser así se lo hubiera prestado o hubiera llamado a la Policía por él”, añadió el testigo.

Dos de los cinco adolescentes acusados de atacar a la joven en el parque admitieron haber estado allí y haber tenido sexo con ella, pero le dijeron a las autoridades que fue consentido.

Sin embargo, el comisionado de Policía Bill Bratton dijo que “en este momento, no tenemos duda de que ella fue violada“.

Denzel Murray (14), Shaquell Cooper (15), Ethan Phillip (15) y Onandi Brown (17), recibieron cargos de violación, compulsión forzosa, acto sexual criminal y abuso sexual. Los cuatro adolescentes recibieron cargos como adultos.

Dos de los adolescentes fueron entregados a la Policía por sus madres en la noche del domingo, un tercero fue recogido de una ubicación desconocida y el cuarto se entregó él mismo, según dijeron fuentes policiales.

“Tiene cortadas y moretones  que demuestran que fue atacada físicamente”, añadió Bratton en referencia a la víctima.

Mientras que algunos alegan que tuvieron sexo consentido con la joven, un tercer sospechoso dijo que se fue del parque antes del ataque. Un cuarto se rehúsa a hablar, según informó el New York Post.

La víctima le dijo a los agentes de Policía que ella y su padre de 39 años se encontraban tomando cerca de las canchas de baloncesto para “mantenerse lejos de la Policía”. Sin embargo, su plan fracasó cuando llegaron los adolescentes con un arma y le dijeron al padre que se fuera.

Además de entrar a Zaida Deli, el padre también buscó ayuda en el Brownsville Plaza Deli. “Podía ver que estaba borracho por la forma cómo estaba actuando”, dijo un trabajador de Brownsville Plaza.