Sanders gana terreno en las encuestas y amenaza con frenar avance de Clinton 

Clinton pierde terreno y cada vez más votantes muestran interés en el mensaje del senador que se describe como un “socialista demócrata”

Sanders gana terreno en las encuestas y amenaza con frenar avance de Clinton 
Foto: EFE

WASHINGTON.- El senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, ha logrado trepar a primer lugar en Iowa, a sólo 18 días de las “asambleas populares” en ese estado que abren el ciclo de primarias, y ha ganado terreno en otras encuestas, convirtiéndose en una pesadilla para la precandidata demócrata Hillary Clinton.

En las últimas semanas, Sanders ha invertido más fondos y recursos en Iowa y New Hampshire, dos estados clave en el proceso de primarias del país, y esa estrategia le ha surtido efecto al lograr un avance en las encuestas en ambos estados.

En declaraciones a este diario, Arturo Carmona, director de enlace latino de la campaña de Sanders, dijo hoy que el surgimiento del senador en estados como Iowa y Nevada, y entre los latinos, se debe en parte a que su mensaje “enfatiza la urgencia de reformar nuestro gobierno para que trabaje para la clase media y trabajadora y no solo para los millonarios y multimillonarios de este país”.

“El tener la mejor plataforma en inmigración, en desarrollar trabajos con salarios dignos, y crear un sistema salud universal que provea cobertura a toda la población habla por sí solo”, dijo.

Aumento en las encuestas

Según una encuesta de la Universidad Quinnipiac, divulgada hace dos días, Sanders lidera en Iowa por primera vez con un 49%, frente al 44% que consiguió Clinton, quien hasta ahora había liderado en cada encuesta nacional.

Además, Sanders, quien acaba de conseguir el respaldo del grupo progresista “MoveOn”, obtuvo el respaldo del 60% de los hombres, frente al 31% que logró Clinton, aunque está liderada entre las mujeres por 16 puntos.

En esa encuesta, que actualiza la realizada el mes pasado, Sanders ha subido nueve puntos porcentuales, mientras que Clinton ha bajado siete puntos.

Y en una encuesta conjunta de Des Moines Register/Bloomberg, Sanders le pisa los talones a Clinton con un apoyo del 40% frente al 42% que ella obtiene entre los votantes demócratas que piensan participar en los comicios preliminares de Iowa el próximo 1 de febrero.

La aparente ventaja de Clinton es que tiene el apoyo del 49% de los demócratas frente al 34% que tiene Sanders, y este grupo demográfico, más que los independientes, es el que suele acudir a las urnas.

En New Hampshire, donde comienza la serie de primarias en EEUU, Sanders ha invertido más fondos en anuncios publicitarios y también ha logrado subir en las encuestas en ese estado, según  “Real Clear Politics”, que mantiene un promedio de las encuestas nacionales.

Una encuesta de la Universidad Monmouth del martes pasado colocó a Sanders con 14 puntos a la delantera de Clinton en New Hampshire, con un margen de 53-39, lo que explicaría, según el senador, el aumento de ataques en su contra.

“La secretaria Clinton y su campaña están en serios problemas… obviamente, ante ese escenario, la gente te empieza a atacar” porque el objetivo es ganar, dijo recientemente Sanders.

Aunque el repunte de Sanders se ubica dentro del margen de error en Iowa, su campaña celebra la narrativa que, a su juicio, surge en las encuestas: Clinton pierde terreno y cada vez más votantes muestran interés en el mensaje del senador que se describe como un “socialista demócrata”.

Buscando la magia de Obama

Al igual que lo hiciera el presidente Barack Obama durante su contienda de 2008,  Sanders ha logrado en Iowa una coalición de votantes –independientes, votantes menores de 45 años, y aquellos que participan por primera vez en las “asambleas populares”- que bien podría dar la sorpresa y contribuir a su posible victoria el mes próximo en ese estado.

Obama ganó en Iowa en 2008, pese a que el consenso entonces era que Clinton sería la ganadora en ese estado.

Si Clinton siente ansiedad por la erosión de apoyo a su campaña en algunas encuestas, no lo manifiesta en público: de hecho, recientemente dijo a la junta editorial del diario “Des Moines Register” que, aunque siempre esperaba que la contienda sería estrecha, en realidad no pone atención al vaivén de encuestas.

Un duelo impredecible

Clinton cuenta con una sólida organización y mayores recursos sobre el terreno en Iowa, donde ha contratado incluso a algunos de los expertos y asesores que consiguieron la victoria de Obama en ese estado en 2008.

Además, Clinton suele decir que tiene mayor experiencia política y tiene mayores posibilidades de vencer a un rival republicano en noviembre próximo.

Pero Sanders ha dejado en claro que no escatimará esfuerzos en Iowa –para ganar, tiene que conseguir el apoyo del mayor número de delegados en todas las jurisdicciones-, y por eso su campaña está movilizando el voto, a todo vapor.

Lo cierto es que, según observadores, conforme se acerquen las primarias mayor será la volatilidad de la contienda: Sanders acaba de sacar un anuncio televisivo que ataca a Clinton, pese a que había prometido no lanzar anuncios con mensajes negativos.