Taxista de Uber se niega a transportar a mujer que iba a dar a luz y, de paso, le cobra

La acción del conductor va contra las leyes estatales y municipales de Nueva York
Taxista de Uber se niega a transportar a mujer que iba a dar a luz y, de paso, le cobra
Un portavoz de Uber indicó que están evaluando la querella.

Un conductor de Uber dejó en la acera a una mujer embarazada que estaba próxima a dar luz, y, como si fuera poco, le cobró $13 por, supuestamente, hacerle perder el tiempo.

David Lee, su esposa, y una entrenadora de parto, contactaron el servicio de taxis para que los recogiera en su apartamento en Manhattan, Nueva York, a una distancia de tres millas del hospital.

El taxista, al ver que la mujer tenía ganas de vomitar, le indicó a la pareja que perdería $1,000 si se complicaban los síntomas mientras era transportada. Además, les dijo que ningún chofer iba a aceptar llevarla, según reportó Fortune esta semana.

A pesar de que le aseguraron que la situación estaba controlada, y que en caso de cualquier eventualidad, pagarían por la limpieza del vehículo, el conductor rehusó llevarlos, no sin antes cobrarle $13.

Afortunadamente, otro conductor de Uber accedió a llevar a los tres al hospital y la mujer dio a luz a su niño sin complicaciones.

Cuando la pareja llamó a la compañía para pedir mayor información sobre el taxista para presentar una querella, representantes no se la suministraron alegando políticas de privacidad.

Un portavoz de Uber envió al medio la siguiente declaración escrita:

“Negarle el servicio a una pasajera a punto de dar a luz es inaceptable: va en contra de nuestro código de conducta y el estándar de servicio del que dependen nuestros clientes. Les extendemos nuestras disculpas a los viajeros y ya hemos tomado acción a la querella. Nos complace saber que el otro chofer fue profesional y cortés”.

Según leyes estatales y municipales, los taxistas en NY no pueden negarle el servicio a una embarazada si se encuentra próxima a parir.